También confirman que los métodos químicos usados entrañan alto grado de peligrosidad. El grupo de investigación «Biotecnología de los Microorganismos» de la Universidad de Extremadura (UEX), que coordina el profesor de la Facultad de Veterinaria Rafael Blasco, trabaja en diferentes proyectos en los que se analizan la degradación del cianuro mediante procesos biológicos y no contaminantes.

 

 

Mérida, 23/09/09. En un comunicado remitido hoy a Efe, la UEX informa de esta investigación y destaca su importancia al recordar que el cianuro se emplea masivamente en la minería, la industria química y metalúrgica y en la joyería, y que hasta ahora sus residuos sólo se pueden eliminar con métodos químicos que entrañan un alto grado de peligrosidad debido a la necesidad de usar reactivos como el cloro.

 

Según explica Rafael Blasco, existe una bacteria, que se puede aislar previamente y que degrada cianuro, por lo que los investigadores de la UEX estudian «el proceso a nivel molecular para poder entenderlo, manipularlo y mejorarlo con vistas a su posible utilización a nivel práctico».

Blasco recuerda que mediante la Biotecnología se pueden manipular genéticamente las bacterias de la naturaleza para que degraden los nuevos compuestos.

En ese sentido, destaca que el descubrimiento más novedoso del grupo ha sido encontrar los genes que permiten a la bacteria con la que trabajan respirar en presencia de cianuro, por lo que si se transfiere ese grupo de genes a otras bacterias, éstas también podrán hacer lo mismo y ser empleadas en la degradación de contaminantes.

Especifica que la toxicidad del cianuro radica principalmente en su capacidad de inhibir la respiración, por lo que el hallazgo de la UEX supone un avance esencial para poder eliminar esta sustancia por métodos biológicos.

El grupo «Biotecnología de los Microorganismos» nació formalmente en el año 2002 tras la concesión de un proyecto de investigación del Ministerio de Educación y Ciencia, aunque previamente estos profesores, recién incorporados a la docencia en la nueva licenciatura en Bioquímica de la UEX, habían decidido unirse para investigar. EFE.