Mas de 4000 personas de distintas organizaciones campesinas, indígenas, asambleas de vecinos, movimientos sociales, y ciudadanos de distintos rincones del país marcharon en el día de ayer 24 de julio, por las calles de San Salvador de Jujuy hasta la Casa de Gobierno, bajo la consigna de “Contra el saqueo de los bienes naturales y la contaminación, por la soberanía alimentaria y la vida”. La movilización dio así inicio al 10º Encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas.
Ver video de la marcha

Marcha de la UAC en San Salvador de Jujuy. Por Union de Asambleas Ciudadanas (UAC)

Jujuy, Argentina – 24/07/09.
Comunicado de Prensa

10º ENCUENTRO NACIONAL DE LA UNION DE ASAMBLEAS CIUDADANAS (UAC)

Numerosa marcha en defensa de los bienes comunes naturales y por la soberanía alimentaria

Mas de 4000 personas de distintas organizaciones campesinas, indígenas, asambleas de vecinos, movimientos sociales, y ciudadanos de distintos rincones del país marcharon en el día de ayer 24 de julio, por las calles de San Salvador de Jujuy hasta la Casa de Gobierno, bajo la consigna de “Contra el saqueo de los bienes naturales y la contaminación, por la soberanía alimentaria y la vida”. La movilización dio así inicio al 10º Encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas.

En la Casa de Gobierno se entregó un petitorio dirigido al gobernador de la provincia de Jujuy, Dr. Walter Barrionuevo, en el que se describen algunos de los conflictos socioambientales relevados en la provincia que dejan de manifiesto las consecuencias del modelo de saqueo que agota nuestros bienes comunes naturales, destruye los suelos, y contamina el agua. Que deja a nuestras comunidades sin posibilidad de trabajar nuestras tierras y condena a nuestros hijos a enfermedades crónicas y sin posibilidades productivas para el futuro.

En el petitorio se pide al gobernador que promueva una ley que prohíba la minería metalífera a cielo abierto con uso de sustancias toxicas como cianuro, acido sulfúrico y otros tóxicos. Otra de las exigencias radica en que se cancelen todos los permisos de cateos otorgados a empresa mineras a espaldas de las comunidades de Quebrada, Puna y el Ramal, así como también la urgente derogación del Código Minero Nacional.

Finalmente el petitorio incluye denuncias referentes a los desmontes registrados en la provincia, las consecuencias del monocultivo de la caña de azúcar y la contaminación industrial urbana. Además de la gestión de causas penales por contaminación y la condena correspondiente a sus responsables

Durante el recorrido de la marcha se expresó fuertemente el rechazo al modelo productivo que en el caso de la megaminería , dinamita los cerros, utiliza químicos contaminantes y enormes cantidades de agua para separar los minerales de las rocas, generando grandes desechos tóxicos y contaminación. El mismo modelo productivo que se sostiene en el monocultivo de la caña de azúcar o de la soja transgénica, que expulsa a las comunidades originarias de sus ancestrales territorios para desmontar e instalar los agronegocios.

La modalidad productiva de la caña de azúcar se emparienta con la de la soja; cultivos orientados únicamente a la rentabilidad económica, en base a la explotación de grandes extensiones de tierra y a la aplicación de productos agrotóxicos que provocan una contaminación letal en el ambiente. En los últimos diez años, la soja transgénica ha devastado miles de hectáreas de bosques en la región del bosque seco chaqueño y las zonas selváticas planas de yungas. De esta manera, se produce una grave alteración en el medio natural en el que los bosques son suplantados por mares uniformes de soja y caña, dañando el equilibrio ecológico y destruyendo defensas ante extremos climáticos.

También estuvieron presentes los reclamos por contaminación urbana existentes en la provincia de Jujuy y el resto del país. Vecinos de Palpalá, Libertador General San Martín y San Salvador de Jujuy expresaron sus preocupaciones por las gravísimas consecuencias de salud generadas por la contaminación industrial a escasos metros de sus viviendas.

Por la tarde, luego de la marcha se realizó un foro abierto sobre “Megaminería, Agronegocios vs Soberanía Alimentaria, con la presencia de Dirigentes del Movimiento Nacional Campesino Indígena y del Pueblo Diaguita Calchaquí; de las Universidades Nacionales de Jujuy, Salta y de Buenos Aires, y miembros de la UAC

El encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas continúa desarrollándose en la ciudad de Libertador General San Martín durante el sábado 25 y el domingo 26 de julio, con el trabajo en comisiones y talleres sobre «Modelo agro-minero exportador, distintos tipos de contaminación urbana: consecuencias en nuestros territorios». (Mega minería, conflictos socioambientales urbanos, monocultivo, agrotóxicos, transgénicos, biocombustibles y otros temas transversales: agua, educación, soberanía alimentaria y territorio).

“Las organizaciones de todo el país queremos un modelo productivo que asegure un futuro libre para nuestros hijos e hijas. Un desarrollo que cuide la salud de toda la población del campo y la ciudad, que garantice una vida digna para los trabajadores y campesinos, respetando las culturas originarias y las organizaciones sociales. Queremos un modelo que priorice las formas de producción sustentables de cada uno de los territorios y valorice el conocimiento de sus pobladores ancestrales, el cuidado de nuestros montes, suelos y ríos, un modelo en el que participemos todas las personas con equidad y soberanía alimentaria”.

Union de Asambleas Ciudadanas (UAC)

Contactos: Julio : 03886 15555684 Ariel: 0388 154329833 Sebastian 0388 154785764 jujuy10uac@yahoo.com.ar
_______________________________________________________________________________________

Crónica de la movilización

“Queremos chicha, queremos maíz: multinacionales: fuera del país”

Entre canto y baile, una multitudinaria marcha, dio comienzo en la mañana de hoy, al décimo encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas, en la ciudad de San Salvador de Jujuy. El pedido más sonante fue la prohibición de las minas a cielo abierto y el inmediato cese del desmonte que, además de contaminar, desaloja comunidades campesinas enteras.

Por Agencia Walsh y Contrapunto
San Salvador de Jujuy, Argentina – 24/07/09.. La mañana de hoy, que no lograba despabilarse de una histórica nevada, precisó del toque de bombos y cajas legüeras para despertar de la modorra que le produjo la helada. Organizaciones sociales, campesinas, indígenas, murgas y grupos de teatro (ver aparte), entre otros, se concentraron en el Parque San Martín, de la ciudad capital de Jujuy, para marchar contra la minería a cielo abierto, el desmonte y la contaminación que estas prácticas producen. Unas mil quinientas personas llegadas de distintos puntos del país, caminaron y bailaron en honor a la vida, y por un futuro con tierras y cielos limpios de contaminación.

“Queremos chicha, queremos maíz, multinacionales: fuera del país”, comenzaron a cantar los y las representantes de los Pueblos Originarios, para que el grito hecho canción se hiciera eco en el resto de las voces.

El caminar se había demorado por el intenso frío. Lo que debió haber comenzado a las 9 de la mañana, se hizo movimiento recién a las 11. Pero la esperada marcha descontracturó los músculos de un cielo nublado para solearlo de banderas y bocas que se sonreían al encontrarse con un compañero o compañera de lucha.

La disputa por la vida se vuelve tan necesaria que viejos altercados nacidos desde el seno mismo de los estados, quedan atrás, pariendo viejas formas de solidaridad. Así es que el proyecto de explotación en los glaciares Pascua y Lama, en la frontera argentino-chilena, logró unir a los dos pueblos en una misma bandera y con una misma consigna fraternal: “Argentina-Chile, los glaciares no se tocan”.

Las caminadoras y caminadores, que habían encarado el andar por la Avenida Belgrano, sortearon varias calles hasta surcar el puente Gorriti y llegarse hasta la Secretaría de Derechos Humanos. Allí, el canto se elevó al grito de “fuera de Jujuy, fuera de Argentina, fuera la minera de América Latina”. En tanto, representantes de la comunidad de El Charcal (Juella, Jujuy), ingresaban a la secretaria para entregar un petitorio en el que piden el título de la propiedad comunal, debido a los constantes hostigamientos que vienen sufriendo desde hace un año. La intención de los hostigamientos, según expresaron, es transformar esas tierras en negocio. En ese sentido afirmaron que “la tierra no se negocia, y que hay que defenderla”.

Luego, la marcha retomó por la Avenida Gorriti hasta la casa de Gobierno. Entre toques de murga y cantos vidaleros, la multitud formó un semicírculo en torno a las escalinatas y escuchó las voces de un hombre y una mujer que derramaron un torrente de dignidad en palabras en ese centro de poder déspota. Hablaron que “este modelo que nos quieren imponer avasalla nuestra cultura y nuestras vidas”. Que “el campesino sin la tierra no es nada”. Y siguiendo esa línea de tierra o nada, una femineidad hecha voz y hecha firmeza, aseveró que “no nos amedrenta nada, no tenemos miedo a nada; esa es la consigna que nos da fuerza”. Así dijo, y ante la usurpación de las voluntades de los pueblos que producen alimento verdadero contra el alimento para ganado, dijo que “el pueblo es el que manda y el que va a decir qué queremos”.