El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, recibió en su despacho a las autoridades de Yamana Gold, empresa minera que adquirió el emprendimiento Cerro Moro. Vera le contó al gobernador «que en el mundo de los inversores es muy fácil vender el nombre Santa Cruz». Dijo que Santa Cruz tiene «prestigio y un renombre internacional, por ser una provincia amistosa para la inversión minera».

19/06/2012. Hernán Vera, el vicepresidente de Yamana Gold Inc. le transmitió la voluntad y el interés «con esta adquisición de Yamana de invertir en la Provincia».

También dijo que las demandas de la Provincia a las empresas son «genuinas y naturales, acerca de que la inversión minera cumpla las expectativas en términos sociales y económicos, que lógica y razonablemente se espera».

Vera, en realidad, conoce bastante Santa Cruz porque fue Gerente General de Cerro Vanguardia y tiene un hijo santacruceño, porque vivió diez años en San Julián.

«Derrame económico»

Sobre las expectativas de la empresa, comentó que «tenemos intenciones de traer inversiones, de compartir junto al poblador de Santa Cruz sus sueños, sus ambiciones y lograr que todos los grupos de interés desde accionistas, sector económico, comunidades, sector educacional, político, todos los sectores puedan mirar con optimismo esta industria que bien se la llama la madre de industrias». «Yamana aspira a estar a la altura de las circunstancias y ser capaces de generar un derrame económico que sea bueno para Santa Cruz y para Deseado en particular», añadió.

¿Mano de obra local?

En cuanto a lo laboral, el vicepresidente de Yamana Gold manifestó que la ocupación de la mano de obra local «es una demanda genuina que tienen las comunidades que reciben a la minería y hoy no se puede hacer de otra forma la minería. La minería tiene que ser con licencia social, con acompañamiento social», dijo.

Puso como ejemplo, el proyecto que Yamana tiene en San Juan, denominado «Gualcamayo», «donde más del 99% son empleados sanjuaninos. Yo nací en San Juan, uno de los ejecutivos que hoy me acompaña es nacido en San Juan, es decir, se le ha dado oportunidades al empleado local, pero no sólo a nivel provincial sino también a nivel municipio y podemos decir que el 65% de los empleados que trabajan en Proyecto Gualcamayo son del municipio del Departamento donde Gualcamayo se encuentra emplazado».

¿Compre local?

Respecto al compre local, Vera sostuvo que «estamos en esos niveles también, desde etapa de construcción porque en general es la parte más difícil donde muchas veces se compran equipos que solo se fabrican en el extranjero que son de marcas afamadas, a pesar de eso más del 67% en la etapa de construcción en el Proyecto Gualcamayo fueron hechas en San Juan».

«Es difícil y pegarse a una cifra, pero con estos números lo que yo quiero mostrar es que nuestra voluntad, nuestra política, nuestra intención y nuestras políticas activas prácticas y eficientes que finalmente se logran mostrar en lo tangible y en lo real del día a día», recalcó.

Medio Ambiente

Finalmente consultado respecto a las políticas empresarias respecto al cuidado y preservación del medio ambiente, Vera detalló que «hoy sin una protección genuina, honesta, real y práctica del tema ambiental, la industria minera no es sustentable. Con respecto a Yamana en políticas globales, es un suscriptor del Código Internacional de Cianuro, de hecho la mina Gualcamayo tiene certificación del Código Internacional de Cianuro, tiene certificación de ISO 14.001, digo estas dos normas porque son normas certificadas ante organismos que son terceros e independientes, no están al alcance de las compañías mineras».

«Además de eso, Yamana tiene sus propias políticas de seguridad y responsabilidad ambiental que están entre las mejores del mundo y son tanto para la provincia de San Juan como para la República Argentina tomadas de ejemplo en muchas de las actividades que desarrollaron», concluyó.