Apretado por las circunstancias, el Poder Ejecutivo provincial impulsó el año pasado el denominado impuesto inmobiliario minero que a la luz de los acontecimientos, hasta ahora ha tenido muy poca efectividad y podría ir camino a un largo derrotero judicial.

Fuente: Tiempo Sur

En las últimas horas, consultado por TiempoSur sobre este tema, el gobernador Daniel Peralta insistió que no derogará la ley sancionada por mayoría en Cámara de Diputados y hasta reconoció que las mineras plantearon aportar a la provincia pero que la condición que imponían era la de hacerlo por fuera de esta norma.

No la derogará

Cabe recordar que este gravamen se denomina «Impuesto al derecho real de propiedad inmobiliaria minera», y se aplica sobre los concesionarios de proyectos mineros situados en territorio santacruceño con estudios de factibilidad aprobados, y establece que «será determinado mediante la aplicación de una alícuota (1%) establecida por la Ley Impositiva sobre el valor de las reservas que posea la mina».

Al preguntársele si en algún momento charló con las operadoras la posibilidad de derogar el impuesto a cambio de alguna compensación, Peralta afirmó: «Las mineras lo plantean» y añadió: «Ellas dicen que quieren cumplir la ley pero sin la ley».

Asimismo, el mandatario provincial sostuvo que Santa Cruz ya tiene aprobada desde el 13 de junio de 2013 esa normativa y que la misma se tiene que cumplir. Recordó además que los plazos están venciendo por estas horas y hasta sostuvo que en el Gobierno no tienen ningún problema en dialogar «pero la ley es la ley».

Por su parte, aclaró que no habrá derogación y que si hay alguna reforma, la misma no va a salir del Poder Ejecutivo provincial. «Saldrá de algún otro sector pero no de nosotros», sostuvo y aunque no la nombró, se refería obviamente a la Cámara de Diputados.