«Aquí se entregó el país, los 4.441 Km de la cordillera de los Andes son de las transnacionales y como están dadas las cosas será por los próximos 150 años». Así se despachó ayer en el foro, el ambientalista y acérrimo crítico de la actividad minera, Javier Rodríguez Pardo, miembro del Movimiento Antinuclear de Chubut, de la Red Nacional de Acción Ecologista y la Unión de Asamblea Ciudadana. Sin titubeos y con un discurso muy duro, utilizó su tiempo de exposición para cargar las tintas sobre el rol que cumple el Estado y el avance de las empresas extranjeras vinculadas a la minería. También criticó el sistema de explotación.

 

 

«El problema que tienen las mineras es que se encuentran con vetas diseminadas, las voladuras son kilométricas y por eso es que eligen hacerlas a cielo abierto y no con otro método. Así les es rentable», dijo un eufórico Rodríguez Pardo. El tema con el que planteo su disertación el polémico ambientalista se denominó «Contaminación, diáspora y saqueo», y a medida que avanzó el tiempo que estimó la organización para las exposiciones, fue desarrollando punto por punto su idea de modelo de desarrollo que plantea. En este sentido, aseguró que el planteo que debe hacerse Argentina pasa por «definir cual es el modelo de país que anhela para el futuro», y puso como ejemplo a Estados Unidos, que hace alarde de su poderío a costa de una depredación ambiental, aseguró.

Otro de los puntos en los cuales Rodríguez Pardo puso mucho énfasis, fue al momento de hablar de la forma en que el gobierno sanjuanino defendió sus derechos constitucionales sobre sus recursos naturales. «Ellos dicen (por los funcionarios de gobierno), los glaciares me pertenecen y con ellos hago lo que se me canta la gana. Hacen alarde de un falso federalismo».

En un momento de la exposición, Rodríguez Pardo hizo un alto y recordó cuando «el 24 de mayo del 2003, en la sede de un sindicato, junto con el Chacho Yanzón -presidente de la Federación de Viñateros- y otras 70 personas comenzamos a instalar el tema de la defensa de los recursos naturales. Pasaron casi 8 años y todavía seguimos en la lucha».

Más dardos

Tal vez el panel de disertantes más críticos de la actividad minera de este foro se concentró en la última de las conferencias de ayer. Porque además de nutrirse de la presencia de Rodríguez Pardo, también contó con Lino Pizzolón, de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y del peruano Rodrigo Ruiz Rubio, de la Universidad Cayetano Heredia. Pero el que no dudó en apuntar sus palabras al gobierno sanjuanino y de repetir hasta el hartazgo la «débil legislación» que terminó -según los argumentos que detalló por al menos 10 minutos- favoreciendo a las corporaciones mineras, fue Enrique Viale, de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas.

Un dato curioso y que no pasó inadvertido, es que al tratarse de un debate financiado con fondos que provienen de la gran minería metalífera, es que tanto Rodríguez Pardo como Viale aclararon de antemano que los gastos del viaje y la estadía salió de sus bolsillos.