La primera de las nueve locomotoras ordenadas por la Minera Vale para el proyecto minero Potasio Río Colorado, que lleva adelante en el sur de Mendoza, llegará en septiembre próximo al país. Fue fabricada en Brasil por General Electric y será la primera de un total de nueve máquinas.

Fuente: diario La Nueva Provincia

«A comienzos del mes próximo llegará al país la primera de un contrato de nueve locomotoras, con la posibilidad de entregar alguna otra más», informó la minera en un comunicado.

La empresa General Electric, de Brasil, es la proveedora de las locomotoras modelo C30 de la EMP de 3.000 HP cada una, que se están fabricando en la planta ubicada en Conde (Minas Gerais), Brasil.

El proyecto ferroviario de la Vale incluye la recuperación de 440 kilómetros de vías existentes, la construcción de un nuevo ramal de ferrocarril de 350 kilómetros y una terminal marítima en Ingeniero Withe.

Distintos oferentes están proyectando participar en las obras de construcción de terraplenes, e incluso empresas bahienses han sido interesadas en ingresar como subcontratistas en distintas áreas, entre ellas la captación de agua subterránea.

Otra de las firmas que se relacionará con el proyecto es Ferroexpreso Pampeano, que viene realizando distintas búsquedas de profesionales para cubrir los nuevos puestos que se crearán.

La traza del tendido ferroviario para transportar el fertilizante atravesará, desde el sur de Mendoza, las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires.

Vale desarrolla en Mendoza el proyecto Potasio Río Colorado para la producción de cloruro de potasio, un fertilizante destinado a la agricultura, a partir de una inversión de 5.900 millones de dólares.

Este mega emprendimiento posicionará a la Argentina dentro de los cinco mayores productores mundiales de este mineral, esencial para la producción de alimentos.

Se estima que la mina tendrá una capacidad nominal de producción de alrededor de 4,3 millones de toneladas anuales de potasio, que transportará desde Mendoza al puerto bonaerense.

La obra ferroviaria de interconexión entre Malargüe y el Puerto de Bahía Blanca, a través de la red de Ferrosur Roca, incluye la construcción de un empalme de 350 kilómetros a cargo de la minera Vale.

De esos 350 kilómetros, 180 atraviesan la provincia de Río Negro, por lo que el contrato también plantea la recuperación de vías entre Chichinales y Zapala.