Cuatro personas fueron demoradas el jueves a la noche en la zona donde se encuentra emplazado le proyecto minero de extracción de sales de potasio de la minera Vale, presumiblemente vinculadas a la causa por el robo de restos fósiles en el lugar. Imputaron a dos de ellas por el hecho. Son de una empresa que trabaja para la minera Vale. Les secuestraron fósiles y piedras que son Patrimonio Arqueológico Nacional.

Fuente: diario Los Andes

15/05/2011. En las últimas horas de anoche eran trasladados hacia la comisaria 24 de Malargüe cuatro personas que fueron demoradas el jueves a la noche en la zona donde se encuentra emplazado le proyecto minero de extracción de sales de potasio de la minera Vale, presumiblemente vinculadas a la causa por el robo de restos fósiles en el lugar.

El comisario inspector, Marcelo Fuentes, informó que debido a la denuncia formulada días atrás al escuadrón 29 de Gendarmería Nacional por parte del concejal Gabriel Ferrero, el fiscal interviniente ordenó un allanamiento y de acuerdo a las investigaciones que se realizan en la zona donde trabaja la minera de capitales brasileños, «en la noche del jueves se produjo la detención de cuatro personas que estarían vinculadas a la causa por el robo de restos fósiles».

Fuentes se excusó de no poder dar más detalles hasta que los detenidos estén en la ciudad de Malargüe ya que desde el destacamento de Pata Mora sólo se había informado de la detención de estas personas.

Personas ligadas a la empresa, que pidieron la reserva de sus nombres, también manifestaron que durante el día de ayer en la mañana, y momentos antes de comenzar las tareas diarias, todo el personal y maquinaria fue requisada por personal de seguridad de la empresa Vale.

La denuncia fue realizada días atrás por el edil malargüino Gabriel Ferrero (Mopoma), quien aseguró que se «estarían sacando restos fósiles de la zona de Corte Cajón, un sector que tiene a su cargo la compañía Skanska en el yacimiento de potasio ubicado en Pata Mora».

Desde la minera aclararon que durante «la ejecución de las obras de movimiento de suelo…, el equipo de paleontólogos contratados por Vale encontró varios restos fósiles correspondientes a saurópodos, aunque aún falta determinar a qué especie pertenecen».

Imputaron a dos personas por el robo de fósiles

Son de una empresa que trabaja para la minera Vale. Les secuestraron fósiles y piedras que son Patrimonio Arqueológico Nacional.

La policía de Malargüe informó que en las últimas horas del viernes se imputó a dos de las cuatro personas que fueron demoradas por el supuesto robo de fósiles en la zona de Cañadón de Amarillo, lugar donde se encuentra emplazado el proyecto minero de extracción de sales de potasio por parte de la minera brasileña Vale.

«En las últimas horas del viernes se trasladó a cuatro personas hacia la comisaría desde el destacamento de Pata Mora y luego de las interrogaciones correspondientes y por directivas del fiscal Alejandro Celeste se procedió a la imputación por delito a la ley 25.743 de Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico», expresó el comisario inspector Marcelo Fuentes.

La autoridad policial destacó también que «se procedió al secuestro de fósiles y piedras, no en un gran volumen, pero importante porque se trata de una manipulación a la Ley de Protección del Patrimonio».

Luego del interrogatorio correspondiente, las cuatro personas demoradas recuperaron la libertad y regresaron a sus lugares de orígenes. Los dos empleados imputados son oriundos de la vecina provincia de Neuquén y están trabajando para una empresa subcontratada por Vale y no directamente con la minera.

Fuentes manifestó que esta investigación no termina y se sigue trabajando de acuerdo a las instrucciones emanadas por la primera fiscalía penal de menores a cargo del doctor Celeste.

«Es bueno destacar la predisposición del personal de seguridad de la empresa Vale para con la policía así como de los técnicos y especialista que trabajan para la minera en cuanto a la protección de estos recursos».

Funcionarios deberán dar explicaciones por la denuncia de robo de fósiles

El funcionario de Cultura deberá explicar cómo se protege el patrimonio arqueológico ante las exploraciones de la minera Vale en Malargüe. Un concejal denuncia que se roban las piezas.

El Consejo Deliberante de Malargüe citó para el próximo miércoles al secretario de Cultura de la provincia, Ricardo Scollo, a la directora de patrimonio, Liliana Guirini y a Bernardo González Riga para que puedan informar y explicar cómo se están realizando las tareas de protección del patrimonio paleontológico en inmediaciones de Cañadón Amarillo, Pata Mora, lugar donde se encuentra emplazado el proyecto de explotación de sales de potasio de la firma brasileña Vale.

Esta decisión se adoptó luego de la denuncia formulada por el edil malargüino del Mopoma, Gabriel Ferrero, sobre el posible robo de restos fósiles en la zona y después de la visita que realizaran al lugar, por orden del fiscal, la policía de Malargue y técnicos del Centro Regional de Investigación y Desarrollo cultural de Malargue (Crido).

«Da la sensación de que las cosas no se están haciendo bien en el lugar. Hay muchísimo movimiento de tierra, ya que -por ejemplo- se esta construyendo una pista de aterrizaje para aviones y se observan pocas tareas de estudios paleontológicos, sobre todo sabiendo de la importancia que tiene toda esta zona. Los bochones que vimos están descuidados en un galpón y desde la empresa nos llevaron donde ellos quisieron, no expresamente a los lugares que se han denunciado y la información brindada fue muy escueta», afirmó uno de los técnicos que asistió al lugar en compañía de efectivos policiales.

La voz de la minera

En tanto, desde la empresa minera Vale se informó a Los Andes que durante la ejecución de las obras de movimiento de suelo que están siendo desarrolladas para la futura construcción de la planta, en el yacimiento Potasio Río Colorado, el equipo de paleontólogos contratados por Vale, a cargo de supervisar estos trabajos, encontró días atrás varios restos fósiles correspondientes a saurópodos, aunque aún falta determinar a qué especie pertenecen. Se trata de fragmentos, no de especímenes completos.

El grupo de especialistas es supervisado por Bernardo González Riga, investigador del Ianigla, CCT-Conicet- Mendoza, reconocido en el mundo científico por numerosas publicaciones de estudios realizados en el área. Además es, desde hace varios años, quien tiene la concesión del área de Cañadón Amarillo.

En lo referido a la protección del patrimonio paleontológico, desde la minera señalaron que «la empresa lleva a cabo un procedimiento de trabajo que consiste en un monitoreo previo y una posterior definición de zonas de distinto potencial, en las cuales se definen las acciones a seguir». Y agregaron: «En el caso de los actuales trabajos en zonas de alto potencial, se ha incluido el apoyo permanente de profesionales de la paleontología en los frentes de avance de las obras de movimientos de suelo, supervisando siempre la presencia de restos y coordinando su rescate, de acuerdo con el procedimiento establecido».

También desde Vale quisieron dejar en claro que no se trata de tres ejemplares de dinosaurios -tal cual se menciona en la denuncia-, sino que «las piezas rescatadas hasta el momento, pertenecientes a fragmentos y no especímenes completos, todas se encuentran en el yacimiento Potasio Río Colorado, en Malargüe, con acceso restringido al personal, a la espera del traslado definitivo de acuerdo con la indicación de la Dirección de Patrimonio Cultural de Mendoza, autoridad que decide el destino final de cualquier hallazgo».

Respecto al área de Cañadón Amarillo, el paleontólogo Angelo praderio, director del Crido afirmó que «éste es un yacimiento de edad cretácica y tiene antecedentes del año 1996».