Carmona desistió de renunciar tras reunirse con el gobernador. Por encontronazos de los últimos días sobre el proyecto San Jorge, ayer se reunieron Jaque y el secretario de Ambiente, quien dijo que seguirán conversando.

 

 

 

La información sobre la renuncia del secretario de Medio Ambiente, Guillermo Carmona, corrió ayer por la tarde rápidamente por los pasillos de la Casa de Gobierno y no tardó en llegar a los medios periodísticos. Sin embargo, rápidos y eficaces componedores se movieron en la trama política del PJ y del Gobierno provincial, y lograron que la renuncia se convirtiera en el potencial habría renunciado, para que, luego, el mismo funcionario negara su dimisión al cargo.

El corrillo venía desde hace varios días, luego de que el gobernador emplazara públicamente a Carmona en la cena de fin de año de la FEM (Federación Económica de Mendoza), ante empresarios complacidos sobre el acortamiento de los plazos para la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto minero San Jorge, en Uspallata. Jaque había anunciado ante un azorado Carmona que enviaría muy pronto a la Legislatura para su ratificación la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del emprendimiento para extraer oro, cobre y plata. Además, el secretario, días atrás, mantuvo encontronazos públicos con Walter Vázquez, subsecretario de Hidrocarburos, Minería y Energía.

ENCERRADOS. Su paso al costado parecía inminente. Y, de hecho, leyendo entre líneas sus declaraciones de ayer por la tarde, se desprende –figuradamente– que Carmona entró al despacho del gobernador con la renuncia en la mano. Ayer se encerraron con Jaque y la sangre no llegó al río, pero los gestos y los semblantes lo decían todo en el cine de la Universidad, donde confluyeron para el homenaje a Estela de Carlotto. Alejandro Cazabán se llevó aparte a Carmona y, con ampulosos movimientos de manos, parecía darle indicaciones al secretario, quien no abandonó su seriedad. 

Ante la pregunta de si había renunciado, Carmona afirmó: «No, he estado hablando con el gobernador sobre el tema, le he expuesto mi opinión respecto de la situación del proyecto, estuvo trabajando la comisión evaluadora, va a seguir trabajando el viernes, y vamos a seguir hablando con el gobernador y con otros funcionarios respecto de este tema». «Estamos en un punto en el cual la evaluación del proyecto San Jorge está en el centro de la escena y esto no lo vamos a relativizar pero hemos charlado e intercambiado opiniones», agregó el funcionario. Sobre el anuncio de Jaque durante la cena con los empresarios mendocinos, en cuanto a que pronto enviaría el informe de impacto ambiental para su ratificación en la Legislatura, Carmona dijo que no se sintió «apurado», y agregó: «El gobernador es el gobernador, y yo soy respetuoso de sus dichos». Los tiempos parecen haberse acortado para el secretario aspirante a candidato a gobernador. Jaque lo sabe y se suman las especulaciones.