El conflicto con la firma brasileña Vale, que hace una semana anunció la suspensión de tareas en un ambicioso emprendimiento minero que se iba a desarrollar en Mendoza, en el cual se iban a invertir casi 6000 millones de dólares y que, además, iba a generar siete mil puestos de trabajo pero de corto plazo de duración, no cesa. Ayer, trabajadores y dirigentes de la Uocra, el gremio de la construcción, bloquearon el ingreso a la planta ubicada en Malarge para impedir su desmantelamiento.

Fuente: El Tribuno
«Estamos acá en la mina, en la puerta de entrada, con el cuerpo de delegados para que no saquen nada. A las 3 han llegado los camiones y no los vamos a dejar entrar», dijo el delegado José Luis Lemos. 

En declaraciones, el sindicalista argumentó que la empresa estuvo «desmantelando la planta de hormigón, un sitio donde se preparaba la mezcla para todo el trabajo que se estaba haciendo adentro de la mina».

Por su parte, el titular de la Uocra mendocina, Fernando Anaya, anticipó que el gremio presentará una medida cautelar para evitar que la minera Vale «saque las máquinas» del yacimiento. Asimismo, aseguró que la empresa «en Buenos Aires ha dejado vacías las oficinas».

Además, señaló que los trabajadores quieren saber «hasta cuándo» se suspendieron las tareas porque «puede ser uno o dos años, seis meses, pero si se van ir, que sean claros».

La minera Vale anunció la semana pasada que suspendía el proyecto Potasio Río Colorado, en el departamento Malarge, argumentando razones «macroeconómicas».