Vecinos de Villa Yacanto rechazan la posibilidad de que se radique una empresa minera cerca del cerro Blanco. Las autoridades aseguran que aún no hay nada confirmado, aunqueuna minera inició trámites.

Fuentes: diarios La Voz y El Valle

23/08/2011. Vecinos de la zona de Villa Yacanto, al pie de las Sierras Grandes en Calamuchita, manifestaron una férrea oposición a un proyecto minero que pretende retomar la explotación de cuarzo en el cerro Blanco, emplazado en esa zona. La posición quedó manifiesta en una reunión realizada el miércoles, con autoridades provinciales y municipales.

Una empresa inició las gestiones para operar en un área en la que, décadas atrás, ya se extrajo cuarzo y berilo, aunque desde el municipio afirmaron en principio que no s avalará el reinicio de la actividad.

El secretario de Minería de la Provincia, Aldo Bonalumi, aseguró allí que en realidad no hay ningún emprendimiento confirmado, ni proyecto formal presentado, pero reconoció el interés de una empresa. En ese cerro hay una cantera de la que hasta hace pocas décadas se extrajo cuarzo y berilo.

Bonalumi explicó las normas que reglamentan la actividad y las que debería respetar la firma interesada, en caso de avanzar con la iniciativa y que sea autorizada. Marcó que existen leyes que permiten la extracción, incluso a instancias de la oposición de los dueños de las tierras. También insistió en que ese tipo de actividad minera no es contaminante, que no utiliza agua ni demanda químicos para el proceso. De algún modo, se indicó que el cuarzo se extrae como piedra.

Según se dijo, en las sierras hay numerosos puntos de extracción de ese mineral. Uno de los dueños del cerro, presente en la reunión, dijo no estar avisado del proyecto y rechazó una posible extracción. También confirmó su oposición el intendente de Villa Yacanto, Oscar Musumeci.

Autoridades locales y vecinos temen que la explotación minera afecte el desarrollo de la actividad turística, principal motor económico de la región en los últimos 15 años.

Según trascendió, la compañía Cerro Blanco SA comenzó a tramitar una autorización para reiniciar la explotación de cuarzo en esa zona, previendo –según algunos medios regionales– una inversión cercana a los tres millones de dólares.

La duda entre quienes adelantan sus reparos es si el cuarzo no podría representar el inicio para luego avanzar en proyectos de extracción de otros minerales, que podrían acarrear más efectos colaterales.

En Córdoba está prohibida la minería a cielo abierto con uso de agua y químicos y la extracción de uranio, por ejemplo. Esa limitación no incluye a las canteras de granito, cal, cuarzo, piedra de construcción, basalto y otras.

La opinión del intendente

Oscar Musumeci, intendente de Yacanto, dijo al sitio Periódico del Valle que rechazaba el inicio de exploraciones mineras. «Para nada, creo que la actividad que necesita Yacanto es el turismo», dijo cuando le consultaron si estaba de acuerdo con la minería en la zona.

Según Musumeci, la visita de Bonalumi es para explicarle a la población «qué es lo que se pueda hacer en caso de que el pueblo no crea que es conveniente».

«La ley dice primero la gente, luego el ambiente y tercero la empresa, es muy claro», dijo.

Los minerales de Cerro Blanco

El emblemático cerro ubicado al oeste del paraje Río El Durazno, en cercanías de Villa Yacanto, contiene una serie de yacimientos mineros que años atrás significó hasta la existencia de una escuela de cuyo edificio sólo quedan vestigios. En 1942, la extracción de berilo daba vida a la zona. Actualmente, se pueden observar los socavones y cavernas, mudos y huecos testigos de una actividad que parecía existinguida en aquellas altura del Cerro Blanco.

También se extraía cuarzo, mineral que, en definitiva, le da el nombre al campo que supera las 5.000 hectáreas donde se «albergan» hermosos arroyos y ríos serranos que forman parte de la cuenca hídrica que alimenta el Embalse del Río Tercero, pero que –paradojalmente- no está comprendida dentro de la Reserva Hídrica Provincial de Achala creada por Decreto 361 del 29 de marzo de 1999 y que comprende más de 140.000 hectáreas desde el margen sur del río Tabaquillos hasta el Río Yuspe (Punilla).

De acuerdo a información recogida por El Valle, la minera Cerro Blanco S.A. tendría todas las autorizaciones pertinentes para retomar la explotación de la zona. El cuarzo existente allí es considerado de máxima pureza.

De retomarse la actividad extractiva en la zona, Villa Yacanto podría verse perjudicada en su faz turística y, principalmente, en la ambiental.

Jorge Enrique Warnholtz, quien figura como integrante de Minera Cerro Blanco S.A., confirmó a El Valle que invertirán 3 millones de dólares para la explotación de cuarzo en aquellas alturas, al tiempo que aseguró que «las tareas extractivas que vamos a encarar no son contaminantes y que la reconstrucción de caminos para llegar hasta allá arriba serán también un aporte al turismo». Éste es el argumento que siempre utilizan los mineros y suelen agregar que la industria genera puestos de trabajo y otros beneficios.

«Le hemos pedido un predio al Intendente para la construcción de un galpón donde poder industrializar el cuarzo y en la municipalidad nos hablaron de un posible parque industrial. De esta manera –dijo Warnholtz- procesaríamos el cuarzo en Yacanto y no en Santa Rosa, generando así 30 o 40 puestos de trabajo».