Según el Diario de Madryn la Directora de CENPAT Dra. Mirtha N. Lewis publicó una carta en la que «rechaza las opiniones descalificantes hacia nuestra institución y el CONICET vertidas por el Lic. Darío Aranda», aparecidas en su reciente libro «La Argentina Originaria» presentado en Trelew hace poco. El tema en debate, el operativo de traslado de un chenque para facilitar actividades de exploración minera en la meseta central de Chubut.

Por Luis Claps

23/12/2010. El mismo también fue tratado en el libro «Regreso de los muertos y las promesas del oro. Patrimonio arqueológico en conflicto». Recordemos que hacia fines de 2002, se realizaba en la sede del Centro Nacional Patagónico en Puerto Madryn el Segundo Encuentro Patagónico de Minería e Infraestructura con la presencia estelar de Julián Rooney, vicepresidente de Minera Alumbrera, y Gonzalo Tufino, en ese tiempo vicepresidente de Medidian Gold. Era la (aparente) culminación y apogeo del proceso social, económico, político y cultural de instalación del plan neoliberal para la minería en la provincia iniciado en 1993 durante el gobierno de Caros Maestro. Casi 10 años después de aquel foro sorprende que el Cenpat siga sosteniendo las mismas políticas de entrega y saqueo en la Patagonia. Como si nada hubiera pasado, como si la ley 5001 no existiera, como si el Convenio 169 de la OIT no existiera, como si la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU no existiera. ¿Y además quieren que los aplaudan? ¿Y que nadie los critique?