«Esperamos comenzar con la producción en dos o tres años como máximo», dijo su CEO. Un periódico especializado indica que hasta se planea, y pusieron sobre la mesa de debate, un joint venture con el gobierno provincial para realizar la explotación. Aunque desde el gobierno chubutense inisten que no está en agenda habilitar la actividad minera, estas declaraciones empresarias ponen en duda la firmeza de aquella afirmación.

Fuente: El Patagónico

ese a que el gobierno provincial lo sacó de agenda y manifiesta públicamente que no avanzará con la minería en su territorio, las empresas que tienen concesiones de exploración en Chubut siguen analizando de cerca la situación política y económica de la región. Así es que U3O8, una minera con base en Toronto, difundió que el área de Laguna Salada estará lista para producir uranio en dos o tres años.

U3O8 tiene planes de abastecer en el mediano plazo a la Argentina con uranio para las centrales nucleares, de este modo dejarían de importar el mineral y empezar a utilizar la oferta disponible al interior de las fronteras. En declaraciones al Diario BAE, Richard Spencer, CEO de U3O8, confirmó la versión y las iniciativas de su empresa.

La compañía oficializó a sus inversores el descubrimiento de una nueva área de mineralización a la que llamaron «La Susana», al sur de Laguna Salada. «La idea es proveer de uranio a la industria nuclear argentina. Esperamos comenzar con la producción en dos o tres años como máximo», dijo Spencer.

El periódico canadiense especializado en minería The Northern Miner publicó en su suplemento Global Uranium una extensa entrevista a Spencer. El ejecutivo cuenta detalles técnicos del proyecto Laguna Salada y aventura una alianza con la provincia para que en el futuro pueda explotarse el área.

En esa nota, el referente de U3O8 dice que avanzaron en negociaciones con el gobierno de Chubut a fin de que formen un ‘joint venture’. Spencer señala que el acuerdo con la provincia incluiría otras concesiones mineras y que significaría una ventaja porque el gobierno, a través de Petrominera, tiene más información sobre el potencial uranífero.

«En Chubut han tenido minería de uranio con anterioridad, pero fue una empresa estatal. Este tipo de minería es nueva en la región y es fundamentalmente importante que vayamos de esta manera, ya que el gobierno tiene la prohibición de la minería a cielo abierto en efecto «, dice Spencer.

El uranio se extrajo durante mucho tiempo en Chubut y en Mendoza, hasta que en los noventa se frenaron los proyectos. De acuerdo a información suministrada a la Asociación Mundial Nuclear, Argentina tiene producción cero aunque si dos reactores (Atucha 1 y Embalse).

La Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEA) sigue con su plan de remediación en las zonas donde se explotaba uranio. En Chubut, está el «Plan Pichiñán», donde uno de los objetivo era realizar una evaluación ambiental y detectar los impactos que hubiera producido la explotación.

UNA MINERA QUE NO INSISTIO MAS

La minera que ha retrocedido en su planes en Chubut es Pan American Silver, que desde que el proyecto de una Ley Provincial de Hidrocarburos ingresó a la Legislatura provincial -en un principio también sería un marco regulatorio minero- dejó de concentrarse en su principal proyecto de plata y plomo en la meseta chubutense: Navidad.

De hecho, según el mapa de proyectos mineros del Ministerio de Ambiente de Chubut (disponible en http://goo.gl/maps/3Ddsf), las concesiones de Pan American Silver están todas vencidas en la provincia y no ha habido intenciones de modificar la situación.