Fue en la noche del 20 de enero, durante el cierre del 24° Encuentro Provincial de Artesanos que cerró en Epuyén. El gobernador de Chubut, Martín Buzzi, junto con sus funcionarios debieron limitarse a firmar convenios de nuevas obras públicas y a la entrega de premios y distinciones. Una vez finalizado, inmediatamente abandonaron el predio de lago Epuyén. 

 Fuente: Río Negro y Nora Corvalán

Fue anoche durante el cierre del 24° Encuentro Provincial de Artesanos que cerró en Epuyén y donde se consagró a Laura Castro, de Comodoro Rivadavia, como «maestra artesana» del año.

Poco después de que las autoridades subieron al escenario, un grupo de militantes que se oponen a los emprendimientos mineros desplegó pancartas y comenzó a gritar sus consignas y a abuchear al gobernador chubutense Martín Buzzi, quien llegó acompañado de su vice, Gustavo Mac Karthy, el intendente anfitrión, Antonio Reato, y el resto de jefes comunales de la zona.

En tanto, el predio estuvo ocupado por unos 15 mil lugareños y turistas que recorrieron los puestos de más de 100 artesanos de distintos lugares del país y que cerró con la actuación de Raly Barrionuevo.

Cuando subieron los funcionarios al escenario, los manifestantes desplegaron banderas, el público se acercó espontáneamente y después de cantar el himno, empezó a sonar el cántico «no es no» seguido de otras consignas ¡No pudieron hablar! ¡Ni media palabra! 

Los funcionarios debieron limitarse a firmar convenios de nuevas obras públicas y a la entrega de premios y distinciones. Una vez finalizado, inmediatamente abandonaron el predio de lago Epuyén.

En único momento en que los manifestantes dejaron de gritar fue cuando fueron anunciados los artesanos ganadores.

Cabe recordar que el gobierno del Chubut tiene un proyecto para volver a regular la actividad minera, el que incluye la derogación de una ley que prohíbe la explotación a cielo abierto con uso de cianuro.

A mitad de 2012 fue el propio Buzzi quién confirmó que «se trabajará en un marco regulatorio para la actividad minera en la provincia», aunque a criterio del legislador justicialista Jerónimo García el proyecto «parece haber sido armado por las empresas mineras».