Tinogasta, Catamarca, Argentina – 26/10/07. En un multitudinario acto, más de dos millares de personas protestaron en contra de la minería el miércoles a la noche en la Plaza 25 de Mayo de esta ciudad de 12.000 habitantes, repudiando la inminente explotación de uranio en cercanías de Fiambalá. La protesta contó con el apoyo de los pobladores fiambalenses que asistieron con pancartas. Uno de los oradores explicó que durante la explotación y a los procesos posteriores se producen «contaminación de aguas superficiales y subterráneas con químicos y material radioactivo, drenaje de metales pesados de las escombreras y pilas de colas, drenajes ácidos, químicos productos de la lixiviación, riego con ácido sulfúrico, impacto en el ecosistema silvestre, terrestre y acuático, peligro para la salud humana, cáncer y problemas renales, debido a fuentes de agua contaminadas y al polvillo radioactivo, alteración del paisaje entre otros daños secundarios como los ruidos y vibraciones que se generan por las explosiones».
Fuente: El Ancasti

Más de 2.000 se manifestaron en contra de la minería por la inminente explotación de uranio. El intendente electo, Simón Quintar, dijo que la minería sería un problema para el desarrollo productivo en el municipio.

En un multitudinario acto, más de 2.000 personas protestaron en contra de la minería el miércoles a la noche en la Plaza 25 de Mayo de la ciudad de Tinogasta, donde repudiaron la inminente explotación de uranio en cercanías de Fiambalá.

En declaraciones a Radio Ancasti, el intendente electo, Simón Quintar, manifestó estar en contra de la minería y consideró que este sector y la producción no pueden desarrollarse juntos, ya que, con la actividad minera, la producción viñatera «indudablemente» tendría problemas.

En este sentido, comentó que en la protesta «circuló la versión de que emprendimientos que se están programando realizar en Tinogasta, como plantaciones de vid y olivo, la instalación de una bodega, de una fábrica de aceite y un complejo turístico, se están paralizando por el accionar de la empresa minera».

En cuanto a la medida adoptada por el pueblo tinogasteño dijo que fue muy importante.

«A la sociedad de Tinogasta la veía como adormecida, indiferente. Este fue uno de los hechos que a mi me gusta que demuestre esta sociedad, la sociedad que voy a gobernar, que se despierte y que luche por lo que quiere», dijo Quintar.

La manifestación se realizó luego de varios pronunciamientos que hubo a lo largo de la semana por los trabajos de cateo de suelos que están realizando en distintos puntos de esta zona con fines de explotar el uranio.

La protesta contó con el apoyo de los pobladores fiambalenses que asistieron con pancartas y convocaron otra movilización a realizarse hoy en la ciudad de Fiambalá.

En el acto participaron varios oradores fiambalenses y tinogasteños. Uno de ellos se refirió a los efectos ambientales de la explotación y a los procesos posteriores, que «incluyen contaminación de aguas superficiales y subterráneas con químicos y material radioactivo, drenaje de metales pesados de las escombreras y pilas de colas, drenajes ácidos de la mina y de la roca, químicos productos de la lixiviación, riego con ácido sulfúrico, impacto en el ecosistema silvestre, terrestre y acuático, peligro para la salud humana, cáncer y problemas renales, debido a fuentes de agua contaminadas y al polvillo radioactivo, alteración del paisaje entre otros daños secundarios como los ruidos y vibraciones que se generan por las explosiones».

Respecto a la reunión con la Comisión Nacional de Energía Atómica prevista para fin de mes, Quintar dijo que participará al igual que todos los que estuvieron presentes en la protesta del miércoles pasado.

Código Ambiental

En la manifestación adelantaron el tratamiento de un proyecto de Código Ambiental para el municipio, que será presentado en las sesiones ordinarias de esta semana. A través de la iniciativa se promoverá la creación de una autoridad ambiental exclusiva y de excelencia que se denominara Administración Publica Ambiental de Tinogasta, conformada por diferentes instancias públicas y no gubernamentales.

«Con esto no estaremos dejando en manos de una sola persona la decisión de cualquier impacto ambiental en Tinogasta, sino que a través de este órgano se van a aprobar por consenso de todas las instituciones del pueblo cualquier emprendimiento agrícola, ganadero y minero que se quiera radicar, porque no nos olvidemos que son muchos los que barrieron con bosques de algarrobos causando un daño, y acá se prevé temas como este», expresó el concejal Edgardo Reartes.