Ayer, 26/01/2012, en horas de la mañana fueron detenidos, supuestamente por «averiguación de antecedentes», un grupo de compañeros de Belén y Famatina que iniciaban el corte selectivo en Santa María (Catamarca), para evitar que los transportes hacia Mina Alumbrera accedieran por ese camino. Ante la detención de los compañeros, organizados de manera espontánea, la movilización del pueblo volvió a tomar protagonismo obligando a las autoridades del gobierno a liberar a los detenidos a las pocas horas. Pero si pretendían frenar la lucha con las detenciones, por el contrario, lo que lograron fue echarle más leña al fuego, ya que la bronca contra el intento de avasallamiento por parte del gobierno y de las mineras, se acrecienta.

Esto es una enorme demostración de fuerza de parte de un pueblo que ha dicho basta,  los manotazos de ahogado con los que a diario el gobierno intenta presionar y frenar la lucha ya no son válidos. Ni con ley antiterrorista, ni con la policía, ni con las patotas de los propios monopolios, se puede parar la decisión de defender, antes que cualquier otro interés, la vida y el futuro de las generaciones venideras de los argentinos.

La revolución está en marcha (PTR)