La Subsecretaría del Ambiente de la Nación solicitará al Gobierno provincial la declaración de Area Natural Protegida a la región donde se ubican los montañas más altas de la cordillera catamarqueña conocidos como los «Seismiles».

 

Fuente: Región Norte Grande

21/09/2011. El pedido se enmarca en la Ley 5057/02; Sistema Integrado Provincial de Areas Naturales Protegidas, que requiere de un decreto para la inclusión de estas altas montañas ubicadas en el departamento Tinogasta.

La intención es poner en valor el impacto turístico de estos cerros que se cuentan entre los más altos de América, destacar al Paso de San Francisco como vía de comunicación con Chile, poner en resguardo el agua de la cuenca de los ríos de alta montaña Chaschuil y Guanchín y garantizar el riego en Fiambalá, donde se desarrolla la industria vitivinícola con viñedos de altura.

También se apunta a preservar la biodiversidad y la supervivencia de especies amenazadas como el gato andino, la chinchilla, el cóndor, el zuri cordillerano y las parinas, además de llamas, guanacos, alpacas, vicuñas, zorros, pumas, flamencos, venados y otras especies.

La aceptación del pedido también evitará «la introducción de especies exóticas, salvaguardar los sitios arqueológicos y promover la investigación científica».

Entre las montañas de más de seis mil metros de altura del territorio catamarqueño se encuentran el «Ojos del Salado», «Tres Cruces», «Nacimientos», «Walter Penck», «San Francisco» e «Incahuasi».

El Area Natural prevé una zonificación que incluirá cuatro tipos de categorías establecidas en la Ley: reserva de usos múltiples, reserva natural, monumento netural y parque natural.

En 2009, la zona obtuvo la designación de sitio RAMSAR Nº 1865 bajo la denominación de «Lagunas Altoandinas y Puneñas de Catamarca-Subsitio Sur»./