Rotura del mineraloducto de la Alumbrera - julio 2007 (archivo)Esta madrugada, camiones transportando los residuos tóxicos de los últimos derrames del mineraloducto roto de Minera Alumbrera en Andalgalá, fueron interceptados por los Vecinos autoconvocados de esa localidad. Un fiscal local dio orden de represión y encarcelamiento contra Urbano Cardozo, vecino septuagenario que se encuentra en estos momentos en la comisaría de Andalgalá, detenido.

RED NACIONAL DE ACCION ECOLOGISTA

De la Argentina

29 octubre 2009

URGENTE

REPRESIÓN Y DETENCIONES EN ANDALGALA

Esta madrugada, camiones transportando los residuos tóxicos de los últimos derrames del mineraloducto roto de Minera Alumbrera en Andalgalá, Provincia de Catamarca, en el Noroeste Argentino, fueron interceptados por los Vecinos autoconvocados de esa localidad, cansados de sufrir los drenajes ácidos y los derrames tóxicos del ducto de la minera, que reiterada e impunemente les contamina las tierras y las aguas.

 

Un fiscal local dio orden de represión y encarcelamiento contra Urbano Cardozo, vecino septuagenario que se encuentra en estos momentos en la comisaría de Andalgalá, detenido.

Toda cobertura de prensa se agradecerá

CONTACTOS:

Aldo Flores 03835 15520016

Horacio Machado 03833 155 56668

Para ampliar acerca de Minera Alumbrera y sus impactos históricos

Javier Rodriguez Pardo 011 1567485340

Para ampliar sobre mineraloducto

Freddy Carbonell 0381 154044540

El mineroducto de La Alumbrera se hallaba al aire libre, con desgaste por fatiga de materiales y frecuentes roturas que son de dominio público, y cabalga sobre el cauce del Rio Gastona, que nace en las Sierras de Aconquija y desagua en el Embalse de Rio Hondo, en Santiago del Estero.

Freddy Carbonell, de ASANOA (Asamblea Socioambiental del Noroeste Argentino) ha realizado un relevamiento fotográfico el el cual se puede apreciar la faraónica reubicación del ducto, a mayor profundidad. (ver el artículo Minera Alumbrera mete máquina al río Gastona).

Aguas abajo están extrayendo áridos para hacer una autopista. Cuenta Freddy que «fuimos el sábado con grupos de compañeros de Concepción (los hermanos Aranda, Ramón Arias -de Copeco-, Eduardo Carrizo, de una asociación de padres y educadores, y un periodista de la zona). Comencé a filmar la reubicación del mineroducto y gente de La Alumbrera con personal de la firma MAR -de Miguel Rojano- de las Estancias del Aconquija, impedía nuestros registros obligándonos a retirarnos.

Mientras discutían -continúa relatando Freddy Carbonell- me filtré con dos chicos de ASANOA en el campamento. Allí filmé todo a pesar de que la empresa de seguridad de La Alumbrera, Elite, y un ingeniero, metieron mano en mi cámara, comenzaron a indagarnos con prepotencia porque no admitían nuestras explicaciones de que «que el río es de todos.» Están trabajando en la mitad del río y los compañeros de Concepción y poblaciones aledañas viven con el corazón en la boca porque se siguen sumando vertidos tóxicos por mil y una irregularidad de la minera», insiste el documentalista y activista de las asambleas del noroste.

Freddy recalca que hicieron una denuncia en la fiscalía local para registrar oficialmente los trabajos sobre la cuenca del Gastona. Al mismo tiempo la Asamblea decidió hacer el sábado 26 del corriente, un abrazo al río, después de haber sesionado en el patio del rectorado de la Universidad Nacional de Tucumán, luego del informe del YMAD (Yacimiento Minero Aguas de Dionisio) que -tal como se divulgó- niegan todo tipo de contaminación. Esa acción de los asambleistas fue todo un símbolo frente a una universidad asociada a la transnacional del saqueo.

Nos vemos obligados a advertir una vez más, que nadie le pone límite a los múltiples derrames de un mineroducto colapsado y que la propia minera reconoce la necesidad de rotar anualmente el caño por desgaste de materiales y roturas. El mineroducto tiene 316 kilómetros desde la planta en Catamarca hasta Ranchillos en Tucumán y va sembrando la escoria de metales pesados y sopa química en su trayecto, y también en el vertido final en el canal DP2, que vuelca su torrente en el Embalse de Río Hondo.


Reflexiones ‘en caliente’ sobre la detención de Urbano…

Inversión minera / inversión colonial
Sobre la vida enferma de ‘desarrollismo’

Por Horacio Machado Aráoz
Colectivo Sumaj Kausay – ASANOA Catamarca

«Los sueños y las pesadillas están hechos de los mismos materiales,pero esta pesadilla dice ser nuestro único sueño permitido: un modelo de desarrollo que desprecia la vida y adora las cosas…»
(Eduardo Galeano, «Patas Arriba. La escuela del mundo al revés»)

«Desarrollismo»: también conocido como ‘primermundismo’. Dícese de un tipo particular de ceguera producida por largos siglos de colonialismo y que nos impide ver quiénes somos y de dónde venimos. Genera una forma especialmente grave de incapacidad sensitiva a la destrucción de las fuentes de vida y a la injusticia. Empieza por dejar inmóviles y sin capacidad de reacción a los cuerpos ante los atropellos del poder; luego, se pierden ‘los pies sobre la tierra’; la vista y el oído no perciben las expresiones de la Madre Tierra ante las ‘luminarias’ de las formas-mercancías y los ‘cantos de sirena’ de la omnipotencia tecnológica, y en la instancia terminal, deja los corazones completamente endurecidos e insensibles… Esta enfermedad se inicia con una creciente e incontrolable adicción a un poderoso tóxico letal, usualmente llamado ‘dinero’. Todavía no se ha encontrado un antídoto eficaz contra este peligroso mal que aqueja a una porción creciente de la humanidad, aunque sí ciertas comunidades ‘no-científicas’ trabajan denodadamente en desarrollar lo que se creen algunos principios activos que parecen tener propiedades curativas: altruísmo y solidaridad; capacidad de escucha, de diálogo y de cuidado; amor fraterno y esperanza en la Vida. Estas comunidades están haciendo llamados urgentes a personas interesadas en sumarse, pues se necesitan muchas manos y muchos cuerpos que no hayan perdido todavía la sensibilidad vital.

Como hemos venido aprendiendo con dolor y desde el dolor, la realidad de las inversiones mineras crea, a decir verdad, un mundo nuevo. No el prometido y ansiado -no por todxs- ‘primer mundo’ al que se supone iba a conducir, con su ‘dinámica’ de creación de empleos, expansión generalizada de los ingresos, grandes obras de infraestructura, etc.; hasta Internet inalámbrico! No, ese ‘mundo prometido’ deberá seguir siendo objeto de espera, si es que aún, por acaso, haya todavía quienes persistan en el cautiverio de tal promesa…

Por el momento, las inversiones mineras crean el mundo nuevo de la realidad invertida del mundo colonial, donde todo está ‘patas arriba’, al decir de Galeano… Esa realidad invertida no deja de producir nuevos hechos que la confirman y que van acostumbrándonos a esa nueva ‘lógica’, lógica rara en la que nada es lo que se nos dice, sino, todo lo contrario, su exacto opuesto. En esa lógica invertida del mundo colonial, re-inaugurado y profundizado en nuestro territorio provincial con el desembarco de la gran minería transnacional, los delincuentes andan ab-sueltos y los ladrones son tratados como ‘grandes señores’; creadores del ‘futuro y la prosperidad’, se dicen…Los jueces y defensores de la ley, son, en verdad, sus violadores… Los pastores llevan su rebaño a la boca del lobo… Los ‘representantes del pueblo’, ni lo conocen ni le escuchan; sólo atienden al mejor postor… La seguridad jurídica es para las empresas y el ‘capital’, aquel en el que tenemos depositadas toda nuestra fe y nuestras esperanzas, para que nos ‘saque de la pobreza’… Cuanto más se combate la pobreza (en nombre del Padre-Capital), más se esquilman las poblaciones y los territorios; el desarrollo profundiza el saqueo… Saqueo de nuestros cuerpos, de nuestras energías vitales y de nuestras posibilidades de vida; saqueo de nuestra Tierra, Madre y fuente de Vida; saqueo de nuestros derechos, los ‘derechos ciudadanos’, que son ahora peligrosos, declamaciones ‘terroristas’ que ponen nervioso al Gran Señor, y que, en lugar de ser respetados, precisan ser reprimidos y criminalizados… Democracia, gobierno del ‘pueblo a través de sus representantes’, sistema de gobierno en cuyo nombre, el pueblo tiene prohibido decidir o siquiera opinar sobre su territorio, su vida cotidiana y la de sus hija/os…

Esa es la realidad invertida del mundo colonial que nos ha legado el ‘primermundismo minero’… Hoy, 29 de octubre de 2009, confirmando su vigencia, una persona de 70 años, don Urbano Cardozo, fue arrestado, por intentar impedir el paso de grandes camiones de Minera Alumbrera, camiones que furtivamente transportaban concentrado de mineral, derramado ante una nueva rotura y derrame ocultado (y cuántos van?) del trágicamente célebre mineraloducto… La Policía Minera, por cierto, lejos de inspeccionar y controlar a los infractores, se pone presta a su servicio para ocultar y ‘disimular’ las ‘fallas’, minimizar peligros y acusar, en cambio, de ignorantes y tremendistas a quienes, obstinándose en su negativa a habitar el mundo del revés, reclaman el respeto de sus derechos… Las instituciones del mundo invertido se activan: la Fiscal de Instrucción con asiento en Andalgalá, Marta Nieva llamada ella, dicta orden de liberar el paso, por la única razón de la fuerza; dicta también la detención de los ‘desacatados’, y don Urbano, ‘marcha preso’… «Me manifiesto en reclamo de la vigencia del artículo 41 de nuestra Constitución…» dice don Urbano, pero los policías que lo llevan a la fuerza ni le oyen ni le entienden… Acaso apenas se preguntan, «qué dirá ese artículo?»…

«Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales…» Eso reza el artículo tan mentado por don Urbano… Linda letra, para ser ‘letra muerta’… Demasiado exigente para nuestra realidad colonial…

Y don Urbano sigue preso por hacer lo que la Constitución manda… Sus compañeras y compañeros de militancia están afuera de la Comisaría de Andalgalá, exigiendo ahora su liberación… Atropellos sobre atropellos; impunidad histórica… Esas son las tonalidades que pintan el paisaje del escenario colonial…

La detención de Urbano, apenas se cuela entre las ‘noticias’ de las radios… Sus locutores y productores, preocupados por no alterar la susceptibilidad de sus ‘anunciantes’, pasan entre rápidos e incómodos la ‘noticia’… Tratan de disimularla y de camuflarla entre otras aparentemente menos ‘urticantes’… Sin embargo, nada es lo que parece en este mundo del revés y todo ‘lo que pasa’, cualquier cosa, da cuenta del estado colonial y sus efectos: una nueva víctima de suicidio que engrosa las alarmantes tasas provinciales; educadores, trabajadores de la salud y empleada/os públicos reclamando por sus salarios atrasados al ‘costo de la vida’; obreros de la construcción, trabajadores en la ‘obra del siglo/ circo’ (el caprichoso ‘estadio de fútbol del gobernador), paralizados y en protesta por falta de pagos; las calles de Andalgalá, capital de la minería, ‘minadas’ y a zanja abierta, por obras que van quedando a medias -la plata se fue volando… Intendentes oficialistas y opositores trenzados en discusiones leguleyas por la malversación de fondos de las ‘regalías’; el Tribunal de Cuentas, emitiendo dictámenes inocuos que certifican los despilfarros…

Con los primeros días de calor del nuevo verano, vuelven los cortes de agua y de luz por todos lados. La falta de agua y de luz, se hace, de nuevo, ‘noticia cotidiana’, acostumbrando los sentidos, curtiendo los cuerpos, al nuevo ambiente del mundo invertido: vecinos de los barrios, desearían tener la disponibilidad de agua de la que goza la Minera; la tensión de la luz no alcanza a ‘hacer andar’ las heladeras; de los equipos de aire, ni qué hablar (menos mal, dirá alguno, con los costos de la tarifa!)… Ojalá tuviéramos energía sin cortes y tasas subsidiadas como las que tiene la Minera…

Así transcurre la vida en la realidad de las inversiones mineras; vidas al revés, vividas y sacrificadas por otros y para otros… Obnubiladas todavía ellas, sólo algunas, no todas, por el espejismo engañero del ‘primermundismo’, enfermedad dura de diagnosticar y de tratar, resistente como pocas, endurecida por más de cinco largos siglos de persistencia…

Sin embargo, a no dejarse negar por su engaño, su prepotencia de hoy, su recurrencia cada vez más frecuente al brazo armado de la ley, es paradójicamente signo sintomático del debilitamiento de la eficacia práctica de su engaño… Como Urbano, y como tanta/os otra/os hay cada vez más rebeldes alzados en digna rabia contra la ‘lógica’ del mundo invertido… Dolor, bronca, indignación, benditos sentimientos que alimentan las acciones proféticas del presente, anunciadoras de un ‘OTRO MUNDO’… Un Otro Mundo tan posible como necesario…