Autoridades y población de Jaén y San Ignacio no dudarán en salir nuevamente a las calles, si el Gobierno peruano insiste en explotar los proyecto mineros Conga, Majaz y otros proyectos asentados en cabecera de cuenca. Los pobladores de las provincias de Jaén y San Ignacio, junto a sus autoridades respaldaron las acciones emprendidas por el pueblo cajamarquino y el gobierno regional en defensa de los recursos hídricos.

Fuente: Gobierno Regional Cajamarca

18/11/2011. Fue durante 2 reuniones realizadas en ambas provincias, con presencia del presidente regional, Gregorio Santos Guerrero, quien tuvo que constituirse a estas ciudades con la finalidad de informar las acciones emprendidas por este estamento del estado en favor del medio ambiente y de los recursos hídricos.

Autoridades de ambas provincias, entre ellas el alcalde de San Ignacio, Carlos Martínez Solano felicitó la valentía del presidente regional Gregorio Santos, por unirse a la lucha justa de las organizaciones, y respaldó su decisión de no abandonar sus principios y ofertas electorales.

«San Ignacio siempre se ha puesto de pie para defender sus bosques y tierras de las transnacionales, y por eso estamos aquí», refirió, tras agregar que «necesitamos unidad para apoyar al gobierno regional de Cajamarca con el fin de fortalecer la defensa de los recursos naturales que cada vez son más escasos».

«El presidente Gregorio Santos no está sólo, y por eso líderes comunales, sindicatos y autoridades estamos presentes para unir fuerzas», dijo, luego de resaltar el potencial hídrico y turístico de la provincia de San Ignacio.

Por su parte el presidente Gregorio Santos, reiteró su compromiso con la defensa del agua, la vida y el medio ambiente, y para ello es importante dijo, que todos estemos unidos para cerrar filas en defensa de las pocas fuentes de agua que nos quedan.

«Pretender ejecutar proyectos de extracción y explotación de minerales donde hay mucha agua y menos sin la debida autorización de la sociedad civil, ha sido siempre un tema de discusión», es por ello, dijo que debería reglamentar lo más pronto la ley de consulta previa para que sean las propias comunidades las que definan su presente y su futuro.

Tras criticar la irresponsabilidad de las transnacionales que por el lapso de 20 años, sólo han dejado contaminación y pobreza a cambio de ingentes cantidades de oro que van a engordar los bolsillos de un puñado de empresarios, manifestó que otro modelo de desarrollo, alternativo a la minería, sí es posible.

Sin embargo, recordó que urge un cambio urgente de constitución para evitar el blindaje a las trasnacionales, pues la actual se hizo con la intención de cercenar las competencias de los gobiernos regionales y locales en materia ambiental, realizar estudios de impacto ambiental poco serios, y otorgar permisos de explotación donde el recurso hídrico corre mucho peligro, por el «hambre del oro».

Además indicó que las empresas mineras chantajean al gobierno de Ollanta Humala, diciendo que sí aceptan el gravamen minero, siempre y cuando Conga se explote: «No permitamos que secuestren a Ollanta las grandes oligarquías y las multinacionales. El pueblo se jugó por Gana Perú y no la Confiep, las transnacionales o la Sociedad nacional de la Minería, Petróleo y Energía, enfatizó.

Al cierre de la reunión el gobernante regional aprovechó para anunciar la pronta ejecución de diversos proyectos para Jaén y San Ignacio, los mismos que tienen que ver con salud, vías de comunicación, energía eléctrica, entre otros.