La detención del secretario de organización de la Confederación Nacional de Comunidades del Perú Afectadas por la Minería (CONACAMI), Pablo Salas Charca, ha generado una gran controversia, hecho que él tilda de meramente político por haberse efectuado durante la realización de un evento anti minero fuera de la región.

Fuente: diario Los Andes

19/09/2011. Como se recuerda, el líder de CONACAMI fue detenido por la Policía Judicial de Arequipa en el marco de la realización del «Foro Nacional de los Pueblos» que se desarrolló del 13 al 16 de septiembre, convocando luego a una gran movilización anti minera, siendo este último día capturado.

El argumento para la detención de Salas Charca era una orden de requisitoria que pesaba sobre él por el delito de Peculado de Uso, proceso que data del año 1999 cuando era regidor de la comuna de Santa Lucía y su hermano Gregorio alcalde.

La mañana del sábado 17 de septiembre, el dirigente ya estaba en la carceleta del Poder Judicial de Juliaca, donde manifestó estar sorprendido por lo sucedido pues no sabía que el proceso de habría reabierto y sobre el cual ni siquiera fue notificado, por lo que más tarde fue liberado.

Según la defensa del imputado, Carlos Torres Rodríguez, ese proceso ya fue archivado por una sentencia que lo libra de dichas responsabilidades y que, misteriosamente pretender reabrir el proceso justo cuando él viene encabezando luchas contra la minería irresponsable.

Persecución de las mineras

Una vez que fue liberado, Salas Charca manifestó que su detención obedece únicamente a cuestiones políticas y que detrás habría una persecución de empresas mineras contra las que días atrás se pronunció por la contaminación de cuencas hídricas en la región.

Además, Torres Rodríguez señala que su detención fue arbitraria habiéndosele incluso requisado su celular y otros bienes para que esté incomunicado, y su detención pase desapercibida debido a que las masas que dirige se encontraban en la Ciudad Blanca.

«Si tenía esa orden por qué no lo detuvieron acá y por qué no se le notificó», dijo su abogado, indicando que se buscan excusas para sacarlo del mapa adverso a la minería que daña, explota y contamina.