La semana pasada, el titular de la Comisión Estatal del Agua, René Luna Sugich, dio un informe sobre las perforaciones y avances en materia del líquido vital para los habitantes del Río Sonora y mencionó que 7 pozos ya están listos para abrirse, sólo hace falta comenzar las pruebas con la bomba y para la siguiente semana, la mayor parte de los Municipios contarían con agua.

Fuente: Vanguardia
A dos meses de la tragedia ambiental más devastadora de la historia en Sonora, provocada por la negligencia de la minera Buenavista del Cobre, propiedad del Grupo México, más de 22 mil habitantes del Río Sonora carecen aún del vital líquido.

La semana pasada, el titular de la Comisión Estatal del Agua, René Luna Sugich, dio un informe sobre las perforaciones y avances en materia del líquido vital para los habitantes del Río Sonora y mencionó que 7 pozos ya están listos para abrirse, sólo hace falta comenzar las pruebas con la bomba y para la siguiente semana, la mayor parte de los Municipios contarán con agua.

Expuso que los pozos se ubican en Arizpe, en Banámichi, otro en Baviácora, dos en Aconchi, dos en Huépac y 3 en Ures, beneficiando así con la futura apertura a 22 mil habitantes ribereños pues todos los pozos serán utilizados para uso doméstico, «ya se tiene un 90 por ciento de avance en los 11 sitios localizados».

Se le cuestionó la tardanza ya que se declaró que estarían listos en 20 días y respondió que uno de los percances fue el problema climático por el huracán «Odile», «pues nos impedían trabajar por el río, a parte que se tuvo que perforar a más profundidad».

Señaló que se siguen distribuyendo tinacos, hasta hoy se tienen 3 mil 960 tinacos de entre 450 litros y 5 mil litros, repartidos en los lugares afectados «se continuó la repartición de agua con pipas certificadas, aumentando 20 pipas al servicio siendo un total de 70 pipas trabajando».

Respecto a la situación de Hermosillo, declaró que hay problemas en el área Norte ya que el agua está siendo estudiada por la Cofepris, analizando el agua en períodos de 24 horas pues el agua puede no presentar contaminación estando estática.

En el caso de futuras inundaciones, René Luna Sugich precisó que la presa «El Molinito», en caso de alcanzar su capacidad máxima, se tendrían que abrir las compuertas para que siga el cauce de la corriente, pues aún se esperan tiempos de lluvia en la ciudad capital.