Mediante Resolución del Congreso de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), gremio con 27 mil afiliados a lo largo y a lo ancho de todo el país, sobre la situación particular en Famatina, La Rioja, y general en todo el país: «La Asociación de Profesionales de la Salud de La Rioja (APROSLAR), organización de base de la FESPROSA, viene llevando a cabo una lucha sostenida en esta temática en conjunto con la población afectada, generando un apoyo político y solidario del conjunto de las regionales de todo el país presentes en el Congreso. Por lo tanto, el Congreso resuelve:

A) Apoyar en particular los reclamos de la población de La Rioja, rechazando el nuevo emprendimiento de la empresa Osisko que el gobierno provincial de La Rioja impulsa para el Cordón de Famatina, pronunciándonos contra el saqueo y la depredación del valle de Famatina, y haciendo nuestros los reclamos de la población organizada, a saber:

1. La urgente revisión de la legislación Nacional minera derogando las leyes que permiten el saqueo de los recursos naturales, la exención impositiva a este sector y la contaminación de la biosfera.

2. La urgente aprobación de la Ley Provincial que prohiba todo tipo de megaemprendimientos mineros, en total consonancia con las Ordenanzas Municipales aprobadas por los Concejos Deliberantes de Famatina y Chilecito.

3. La cancelación de las licencias de exploración y concesión, entregadas hasta la fecha, prohibiendo nuevas concesiones a la exploración y explotación minera metalífera.

4. La generación de políticas públicas que apunten al verdadero desarrollo sustentable de los pueblos respetando su cultura y sus formas de vida y distribuyendo equitativamente los ingresos.

B) Repudiar a la megaminería contaminante en todo el país y exigir a los gobiernos nacional y provinciales medidas urgentes para preservar los bienes comunes y el futuro de nuestras comunidades, reclamando:

1. Prohibición de la megaminería contaminante con utilización de sustancias tóxicas.

2. Reforma inmediata del Código de Minería y la anulación de todas las leyes que permiten a las corporaciones transnacionales y sus socios locales la explotación irracional y depredadora y el saqueo de nuestras reservas, y que fomentan la cultura extractiva. Prohibición de la minería de uranio en cumplimiento del Plan de Remediación Ambiental de la Minería de Uranio.

3. Gestión pública, consciente y racional de los bienes comunes, consensuando con las organizaciones sociales y poblaciones afectadas.

4. Monitoreo activo de las zonas afectadas por los dieciocho megaemprendimientos que actualmente existen en el país.

5. Judicialización de las empresas y funcionarios responsables de la contaminación y saqueo de nuestros bienes comunes.

6. Desprocesamiento para los luchadores sociales criminalizados por manifestarse contra la megaminería.»

Prensa: Marcos Viancheto 011.1553400973/ Sabrina Roth 1566007438.