La Subsecretaria de Planificación y Política Ambiental de la Nación, Silvia Révora, sostuvo que «no podemos decir no» a las actividades extractivas que impactan sobre el medio ambiente pero que hay que evaluar ese impacto y fijar límites al desarrollo, entre los que destacó la preservación de los glaciares amenazados por la actividad minera.

Fuente: El Diario de Madryn

La funcionaria participa en la Escuela Militar de Montaña de Bariloche de la Segunda reunión subregional Andina-Mecanismo Regional, que busca avanzar en la definición de un plan de manejo sustentable para las regiones montañosas del país.

Révora reconoció a Radio Seis que «el modelo hegemónico (de desarrollo) a nivel mundial camina hacia una dirección que no es la adecuada porque está degradando los recursos» pero que el desafío nacional es encuadrarlo dentro parámetros sustentables.

La funcionaria señaló que «hay un impacto ambiental en toda actividad extractiva pero el gran desafío es que los estudios de impacto ambiental de estos emprendimientos sean serios y fijen límites claros», entre lo que planteó como prioridad «preservar los glaciares».

Y fue crítica con los profesionales de universidades nacionales que «se prestan a hacer estudios engañosos» a los que reclamó «seriedad» para definir cuales proyectos son viables y como relocalizar los que no lo son.

En cambio no quiso fijar una posición sobre la derogación de la ley rionegrina que prohibía la utilización de cianuro para la extracción de oro y otros minerales preciosos a cielo abierto ni sobre la fuerte resistencia de sectores y organizaciones que se han manifestado en contra de esa medida en Bariloche y en otros puntos del territorio provincial.

«No podemos decir no a la minería, no a los hidrocarburos, no a una planta petroquímica» porque «pareciera que estamos atacando la posibilidad de hacer nuestro propio desarrollo con mejor calidad de vida para el pueblo» sostuvo la funcionaria.

La Segunda reunión Subregional Andina-Mecanismo Regional, organizada por el Comité para el Desarrollo Sustentable de las Regiones Montañosas del país, puso en debate los mecanismos de financiamiento para «promover proyectos con incidencia territorial» y avanzar en una alianza andina para todos los países de Sudamérica.

Neira aseguró que la reunión en marcha es «el espaldarazo para lograr un proyecto con financiamiento internacional para trabajar el ecosistema de las montañas». En la estructura de trabajo se sumará a Conicet, INTA, INTI y los organismos pertinentes de las provincias andinas para «compatibilizar producción con la preservación de nuestros recursos naturales», dijo.

En las mesas de trabajo abiertas en la Escuela Militar de Montaña participan también el presidente del Concejo Municipal, Ramón Chiocconi, representantes de la Cancillería Argentina, de la Alianza para las Montañas, representantes de FAO nacional e internacional, de los 24 miembros del Comité de Desarrollo Sustentable de las Zonas de Montaña, organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales.