El Sindicato de Trabajadores Judiciales Seccional Esquel, es un gremio que históricamente ha luchado por una sociedad más humana y equitativa, donde las condiciones de igualdad se cumplan en la realidad, posibilitando que todas las personas que habitan nuestro suelo puedan vivir con dignidad. Este camino transitado nos ha enseñado que esta transformación tiene lugar en la lucha contra la injusticia social, el abuso del poder económico y polí­tico, el egoí­smo, la pobreza. También hemos aprendido a construir lazos solidarios con aquellos que desde distintos ámbitos sostienen de manera cabal y honesta esta misma postura que pretende construir un futuro más justo y digno para las generaciones venideras.

Por Sindicato de Trabajadores Judiciales Seccional Esquel publicado por Noticiasdeesquel.wordpress

05/06/2012. En ese sentido, queremos expresar nuestra posición respecto a la pretensión del poder económico y político de imponer la actividad extractiva de la mega-minera como un horizonte posible para la economí­a de nuestra Provincia y/o región, cuando sabemos que no es la alternativa de generar puestos de trabajo genuino y sí existe, tanto en nuestra región como en la provincia potencial humano y recursos suficientes para desarrollar otras actividades que promuevan el desarrollo de la región y de sus habitantes.

La Historia de toda América, es la cronologí­a de la desvastación económica y social de las culturas presentes en nuestra tierra a partir de la llegada de los colonizadores. La minerí­a fue la actividad primera en implementar el colonialismo, ya que por sus caracterí­sticas aseguraba rentabilidad. Entrar, Sacar, Salir. Todo lo necesario se encontraba disponible para el saqueo. Tierra arrasada por la extracción del oro y la plata, pueblos enteros masacrados por el egoí­smo y la codicia del poder colonizador a través de la explotación y la esclavitud.

Hoy, el colonialismo y su moral, ha encontrado otro nombre, se llama capitalismo globalizado. Ya no son reinos imperiales, sino capitales económicos y empresas transnacionales. Sus valores: el individualismo egoí­sta, la cultura mediática, el servilismo y la corrupción polí­tica, el despojo a los hombres y mujeres de sus derechos y dignidad. Explotan y sojuzgan a los pueblos a través de saberes que proponen «economí­as emergentes y proyectos sustentables».

Hoy, como en el pasado, existe un pueblo en esta tierra que ha aprendido que la dignidad se construye y se piensa en un proceso, solidario, colectivo, transformador. Que la lucha se sostiene desde la participación, la reflexión, el compromiso de compartir con Otros saberes que se encuentran «vedados» por imposición del Poder.

Es así­ que el 23 de Marzo de 2003 el pueblo de Esquel expresó su legí­tima voluntad: La megaminerí­a no es una actividad económica que a nuestra sociedad le ofrezca un horizonte de futuro. El agua como recurso natural, es un bien común, del que tienen que gozar las generaciones futuras en las mismas condiciones vitales. Es decir, libre de contaminación, para producir y sostener la fuerza vital de nuestro medio ambiente, entendiendo también, que nosotros somos parte de él. Fue una lucha desigual, pero fue una lucha que alcanzó la Justicia. Un valor, un sentido, que el SITRAJUCH como colectivo gremial de Trabajadores Judiciales también sabemos que en muchas ocasiones no se alcanza. También conocemos como trabajadores del sistema judicial qué sociedad se propone y alcanza en aquellos territorios donde la megaminerí­a se impone como proyecto de futuro. Comunidades donde las mayorí­as son exclui­das de un «buen vivir» y se propone el consumismo como identidad para sobrevivir. La vulneración de los derechos básicos para la población como la salud, la educación, la seguridad. El sometimiento de las instituciones estatales a los designios e intereses que propone la lógica capitalista transnacional. Entrar, Sacar, Salir.

Podrí­amos seguir enumerando razones para sostener nuestra posición, pero en el camino transitado por esta organización gremial hemos acumulado un saber, que nos permite reconocer que la dignidad de un pueblo es un valor supremo para la construcción de una sociedad donde la felicidad o el buen vivir perdure a través de generaciones. Aquellos que intentan imponer a través de promesas de bienestar, de mentiras, de comprar la voluntad de compatriotas, de sojuzgarlos por su estado de vulnerabilidad, son los mismos frente a los que nos encontramos resistiendo a su lógica individualista, sectorial, egoí­sta. Por esto y por un futuro donde las generaciones venideras tengan una vida digna es que el SITRAJUCH dice SI A la VIDA No a la MINA !!!

Miguel Marún – SITRAJUCH

Cecilia Bagnato – SITRAJUCH

Aramis Ventura – Secr. Gremial Zonal Esquel SITRAJUCH