Centenares de vecinos marcharon anoche hasta el Hotel Tehuelche, luego de una multitudinaria asamblea, para expresar su rechazo a la realización de las jornadas organizadas por la Fundación Empresaria Patagónica (FEPA), anunciadas para este jueves y viernes. Por eso resolvieron volver a movilizarse este jueves, a las 15, hasta ese lugar y fijaron una nueva asamblea para el miércoles 4 de mayo, a las 18, en la plaza San Martín. «Vienen porque Esquel es un bastión, pero nosotros no lo vamos a permtir».

 

Fuente: Puerta E

25/04/2011. La amenaza minera volvió a hacer de Esquel un pueblo en lucha. Anoche, una multitud copó el salón de actos del Colegio 767 para cumplir con su palabra: «si vuelven salimos todos» y así fue. El lugar donde se realizó la asamblea es un ícono de la lucha ya que allí se realizaron en 2002 y 2003 numerosas asambleas de vecinos.

Bastó que una pseudo fundación organizara una jornada de «producción», que incluía la minería como ítem camuflado, para que la gente se volviera a juntar como en las épocas de la minera: estuvieron los de antes, los de siempre, los de ahora; los viejos con los pibes, los docentes con sus alumnos, los que hacía ocho años que no pedían la palabra, los que hablaban por primera vez. Todos preguntándose: «¿qué parte del NO siguen sin entender?»

Unos 450 vecinos de Esquel participaron de la asamblea. La misma fue convocada ante la presencia y el accionar en la ciudad de la consultora minera sanjuanina Medios y Medio y la realización de una jornadas para tratar –entre otros- el tema minero, evento organizado por la Fundación Empresaria Patagónica (FEPA). Numerosos vecinos tomaron la palabra para exponer, analizar y proponer acciones.

En varias intervenciones se refirieron la total falta de acompañamieto a favor del pueblo por parte de los gobiernos provincial y municipal y una vecina hizo especial mención al necesario acompañamiento a los vecinos de la meseta chubutense en su rechazo a la actividad minera.

Después de casi dos horas de deliberaciones, la asamblea decidió movilizarse este jueves, a las 15, hasta las puertas del Hotel Tehuelche donde la FEPA planea realizar las «1ras Jornadas de Reflexión Productiva: Producción Agropecuaria, Petróleo – Minería y Turismo». También se resolvió que el miércoles 4 de mayo, a las 18, se realizará una concentración en la plaza San Martín, se hará una asamblea y se marchará por la ciudad. Además de esto, desde hoy los vecinos distribuirán volantes, pegarán carteles y profundizarán la campaña «boca a boca» contra la minería.

Pero en la asamblea de ayer hubo otra moción: un pibe empuñó el megáfono y propuso marchar anoche mismo hasta el hotel para anticipar el rechazo masivo a esta nueva embestida minera. La moción fue aceptada. Cerca de las 9 de la noche, una nutrida columna recorrió el centro de la ciudad hasta la puerta del Tehuelche y aplaudió, cantó, saltó, silbó, panfleteó, gritó y dejó en claro que «este pueblo no come vidrio» y que «la decisión popular debe ser respetada».

Un rato después, versiones salidas del Hotel Tehuelche daban cuenta de que su propietario se habría «arrepentido» y que –según se les trasmitió a los vecinos- la reunión de este jueves no se haría en ese lugar.

Pese a estas versiones, los vecinos resolvieron mantener la decisión de la asamblea. Este jueves, a las 15, volverán a concentrarse frente al Tehuelche para determinar los pasos a seguir.

Anoche algo pasó. Después de ocho años, Esquel vuelve a ser un pueblo en lucha.

E_Asam_25-abr-11_asam3