Leon Gieco«No a las minas de la contaminación», gritó el cantautor León Greco luego de ser distinguido como «ciudadano ilustre y huésped de honor de Rivadavia». No todo salió bien para el insoportablemente obsecuente intendente de Rivadavia, Elías Álvarez, ladero del gobernador de San Juan, José Luis Gioja.

 

Fuente: Cerromercedario.com
Elías Álvarezbuscó generar alto impacto en la opinión pública sanjuanina para disimular su errática gestión al frente de la comuna del oeste del Gran San Juan. Para congraciarse con su mentor político, el Gobernador José Luis Gioja, el siempre sonriente Álvarez inventó una fiesta departamental a la que llamó Int. de Rivadavia, Elias Alvarez«Fiesta de las Dos Puntas – Corredor Bioceánico de la Cultura», en la que se habló del tan mentado corredor que aumentaría la integración económica entre Brasil, Argentina y Chile que, según jura Gioja, pasará por la Provincia de San Juan.(1)

Sin rendir cuenta alguna de los gastos, el jefe comunal dispuso del acondicionamiento de un predio en un descampado situado enfrente de la Casa de Gobierno Departamental y se montaron ranchos con «comidas típicas» de los países que estaría involucrados en ese corredor. La «fiesta» duró fue el fin de semana pasado, entre las noches del 17, 18 y 19, en donde el número central fue un artista representativo: por Chile, actuaron La Barcarola y la Orquesta Sinfónica de La Antena, por Argentina León Gieco y, finalmente, Rubén Rada, por Uruguay… y Brasil (¿¿??).

León Gieco entregó un buen show en donde cantó sus canciones más reconocidas matizando con comentarios acerca de su pensamiento político. Se dio tiempo para reconocer a mujeres como Alfonsina Storni, Azucena Maizani, Amparo Ochoa, Alicia Moreau de Justo, Eva Perón, Marie Curie, Mercedes Sosa, y a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

Leon GiecoNo todo salió bien para el insoportablemente obsecuente Álvarez. En pleno show, Gieco fue distinguido como «ciudadano ilustre y huésped de honor de Rivadavia» pero tal premio no impidió que, acto seguido, el músico santafesino gritara «No a las minas de la contaminación», dejando bien en claro su rechazo a la actividad que está llevando a cabo Barrick Gold en San Juan.

Siempre tan frontal y comprometido como polémico, León Gieco se dio tiempo para gritar su repudio a la actividad minera en la cara del Gobernador Gioja, el Intendente Álvarez y demás autoridades que allí se hicieron presentes.

La escena no pudo ser más antipática para las huestes giojistas cuando atónitos fueron testigos de la masiva adhesión de la concurrencia que, se unió a las consignas anti-mineras. Como nunca antes en un acto público realizado en San Juan, se pudo desplegar una bandera con la leyenda «Fuera Barrick»…

Y, como era de esperarse, en una provincia en la que parece estar terminantemente prohibido pensar distinto, los periodistas de los principales medios de comunicación salieron rápidamente a censurar a Gieco, para quien tuvieron de los descalificativos más duros y, claro está, se buscó minimizar el masivo apoyo de los presentes a Barrick, principal auspiciantes de diversas señales de radio y periódicos de bajo vuelo.

Al margen de la adhesión, indiferencia o rechazo que pueda despertar la ideología de León Gieco, es loable su valentía para decir lo que dijo sin dejarse condicionar por una distinción como tampoco importarle en absoluto estar parado delante de corruptos funcionarios que hacen sus negocios personales sin importarles el cuidado del medio ambiente y de los recursos públicos provinciales.

Esperemos que en San Juan se puedan multiplicar los espacios de opinión, que no hayan pautas oficiales que condicionen el accionar del pensamiento… por el bien de la siempre languideciente democracia sanjuanina.

____________________________

(1) Nota de la redacción: se trata de una de las obras enmarcada en la cuestionada Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA), que no es otra cosa que una serie de obras de comunicación vial, fluvial y portuarias diseñadas con el argumento de facilitar el intercambio comercial regional y extracontinental, pero que constituye un plan estructurado para viabilizar la extracción de los bienes naturales y la producción elaborada a precios competitivos en nuestros países.