El Interventor de la empresa estatal Petrominera, Oscar Cretini, dijo que en el gobierno de Martín Buzzi «hay una decisión política de darle forma a un proyecto que brinde un marco para regular la actividad minera». A nueve años del NO A LA MINA que movilizó al pueblo de Esquel, el gobierno provincial refuerza su intención de abolir la Ley 5001 que prohíbe la explotación minera en todo el territorio nacional. Se apuesta a un «consenso que permita generar un marco regulatorio para actividad minera», señaló.

Foto: Oscar Cretini (izquierda) y Martín Buzzi (derecha)

Fuente: diario El Patagónico

Hoy 23 de marzo se cumplen nueve años desde la consulta popular efectuada por el gobierno de José Luís Lizurume en el año 2003, en dicha oportunidad un 81% de los esquelenses se manifestó en contra de la instalación del yacimiento «El desquite» orientado a la explotación de oro y plata.

La gesta de los vecinos autoconvocados de Esquel fue el puntapié inicial para la promulgación de la Ley 5001, que prohíbe la explotación minera metalífera a cielo abierto y el uso de cianuro en todo el territorio del Chubut.

Sin embargo, desde la instalación del Proyecto Navidad que realiza trabajos exploratorios en la meseta central de la provincia y el reciente descubrimiento de Uranio en la Cuenca del Golfo San Jorge, la postura del gobierno provincial parece acercarse cada vez más a un avance de la actividad minera.

En este sentido, se expresó esta mañana el interventor de Petrominera, Oscar Cretini a través de Radiovisión. El funcionario dijo que «hay una decisión política de darle forma a un proyecto que brinde un marco para regular la actividad minera».

Cretini apostó a la constitución de una ley que «supere a la actual», en referencia a la 5001, en vista a la posibilidad de terminar con la dualidad del «si o no», ya que «estar frente a una ley que prohíbe o que dice no, va a generar que siempre estemos divididos», explicó.

Lo que se busca es lograr un consenso en la población, atento a la importancia de la «licencia social» para todas las actividades que emprende el gobierno. El interventor de Petrominera aseguró que la actividad tiene un carácter legal, por lo cual es plausible de ser legislada, por lo que insistió en la posibilidad de fortalecer los controles estatales para que la explotación genere solo beneficios a la región.

Al respecto, manifestó que: «la sociedad debe habilitar que la actividad se desarrolle porque considera que la va a beneficiar sobre todas las cosas, el beneficio debe ser entendido a mediano plazo». Para Cretini, la incorporación de la minería a la provincia permitiría una diversificación de la economía. Sin embargo, desde la instalación del Proyecto Navidad que realiza trabajos exploratorios en la meseta central de la provincia y el reciente descubrimiento de Uranio en la Cuenca del Golfo San Jorge, la postura del gobierno provincial parece acercarse cada vez más a un avance de la actividad minera.

En este sentido, se expresó esta mañana el interventor de Petrominera, Oscar Cretini a través de Radiovisión. El funcionario dijo que «hay una decisión política de darle forma a un proyecto que brinde un marco para regular la actividad minera».

Cretini apostó a la constitución de una ley que «supere a la actual», en referencia a la 5001, en vista a la posibilidad de terminar con la dualidad del «si o no», ya que «estar frente a una ley que prohíbe o que dice no, va a generar que siempre estemos divididos», explicó.

Lo que se busca es lograr un consenso en la población, atento a la importancia de la «licencia social» para todas las actividades que emprende el gobierno. El interventor de Petrominera aseguró que la actividad tiene un carácter legal, por lo cual es plausible de ser legislada, por lo que insistió en la posibilidad de fortalecer los controles estatales para que la explotación genere solo beneficios a la región.

Al respecto, manifestó que: «la sociedad debe habilitar que la actividad se desarrolle porque considera que la va a beneficiar sobre todas las cosas, el beneficio debe ser entendido a mediano plazo». Para Cretini, la incorporación de la minería a la provincia permitiría una diversificación de la economía.