En su paso por Esquel, el gobernador Martín Buzzi se comprometió a respetar la voluntad del pueblo cordillerano, y señaló: «hay actividades que o cuentan con el acompañamiento social necesario, pero eso no quiere decir que en otros lugares del territorio no pueda haber opiniones diferentes», advirtió. En este sentido, Buzzi dejó una puerta abierta a la «zonificación» que advierte la posibilidad de explotación minera sólo en el territorio de la meseta

Ver también:

Fuente: El patagónico
Tras un encuentro mantenido con empresarios y comerciantes de Esquel, el gobernador Martín Buzzi definió su pleno apoyo a «la nueva camada de esquelenses que vienen con otra energía, para construir por el sí, por el sí al desarrollo del turismo, el tiempo libre y las economías alternativas», detalló esta mañana en diálogo exclusivo con Radio Del Mar.

En este sentido, el mandatario, reconoció que «está claro que la comunidad de Esquel se ha manifestado ya hace mucho tiempo en relación a lo que hace al desarrollo de ese proyecto minero, pero también hay un Esquel distinto que le empieza a decir que sí a otras cuestiones, fundamentalmente a nuevos emprendimientos».

Consultado por el debate que se generó en la provincia para llevar a cabo la explotación minera con control del Estado, el cual fue reimpulsado por las declaraciones del precandidato a vicepresidente Carlos Zannini, Buzzi aclaró: «Zannini habla en términos de lo que significa una política nacional, pero nosotros tenemos una idiosincrasia con enormes niveles de participación, y hay decisiones que ha tomado la gente de cada comunidad en decidir, que en ciertos y determinados lugares, hay actividades que no cuentan con el acompañamiento social necesario, pero eso no quiere decir que en otros lugares del territorio no pueda haber opiniones diferentes».

En este sentido, Buzzi dejó una puerta abierta a la «zonificación» que advierte la posibilidad de explotación minera sólo en el territorio de la meseta, una de las zonas más afectadas por estos tiempos por la inactividad generada como consecuencia de la sequía.

Al momento de señalar las complejidades del escenario económico que atraviesa la provincia, el gobernador reconoció que se sigue con atención el precio del barril. «Hace año y medio el precio del crudo estaba 114 dólares, no deja de ser un escenario complejo para las empresas y el estado provincial, tengo que preservar la capacidad de compra, bajar regalías para mantener los niveles de empleo, estamos muy encima de lo que sucede con el petróleo», expresó.