El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa) deploró el tratamiento que la Legislatura del Chubut dio al proyecto de ley presentado para limitar la megaminería en la provincia. «Hacemos un llamado a la reflexión de todos los sectores políticos, inclusive de aquellos que equivocadamente modificaron las pautas constitucionales», expresaron en el ente eclesial. Endepa lamenta la alteración del texto legislativo «en un sentido contrario a la Constitución de la provincia», y denunciaron que tales prácticas muestran dependencia de los intereses de las multinacionales mineras.

Fuente: AICA

El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa), perteneciente a la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen, deploró el tratamiento que la Legislatura del Chubut dio al proyecto de ley presentado por la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) en carácter de iniciativa popular, y refrendado con más de 13.000 firmas, para limitar la megaminería. De esta manera, el ente se solidarizó con lo expresado por los obispos de la provincia, que pidieron un debate serio al respecto.

Reunidos en Buenos Aires junto con el obispo de Reconquista y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen, monseñor Ángel José Macín, los referentes de Endepa escucharon y reflexionaron sobre los acontecimientos ocurridos en Chubut y lamentaron la alteración del texto legislativo «en un sentido contrario a la Constitución de la provincia», y denunciaron que tales prácticas muestran dependencia de los intereses de las multinacionales mineras.

«Como discípulos y misioneros, seguidores del Dios de la Vida, queremos sentirnos cerca y presente en medio de situaciones dolorosas para los pueblos, especialmente del pueblo mapuche y tehuelche, los campesinos -que serán sin duda los más afectados- y las asambleas ciudadanas que impulsaron el debate y tratamiento de una iniciativa cuidadosa del ambiente, y que se han visto defraudadas por un procedimiento inconstitucional que sancionó una normativa contraria a la que abrió el debate», manifestó Endepa.

«Hacemos un llamado a la reflexión de todos los sectores políticos, inclusive de aquellos que equivocadamente modificaron las pautas constitucionales del tratamiento de una iniciativa popular, con el fin de que se adviertan las graves consecuencias del alejamiento de las normas de la Constitución Provincial», añadieron.

«Toda la ciudadanía, cualquiera sea su opinión, tiene derecho a exigir el cumplimiento transparente y respetuoso de las reglas de la participación popular, de modo que torcer el espíritu de éstas no sólo conlleva ilegalidades -que seguramente habrán de convocar pronunciamientos judiciales- sino además un aumento en la pérdida de confianza a los representantes, que no puede redundar sino en conflictos e inseguridades», advirtieron.

«Que Dios nos dé a todos la sabiduría necesaria para ser coherentes y justos con nuestras obligaciones y responsabilidades», concluye el mensaje de Endepa.

Apoyo a los obispos. El Movimiento Polo Social expresó un enérgico repudio público a los dichos del diputado provincial por Comodoro Rivadavia Carlos Gómez, quien agredió a los obispos del Chubut y los consideró perseguidores de los diputados de filiación peronista que no apoyaron el debate para la restricción de la megaminería, al punto de considerarlos partes de una maniobra similar a la Revolución Libertadora que derrocó al gobierno del general Perón, en 1955.

El edil provincial respondió así al comunicado en el que el obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Gimeno Lahoz; su obispo auxiliar, monseñor Fernando Croxatto, y el obispo prelado de Esquel, monseñor José Slaby CSsR, lamentaron el tratamiento dado a la iniciativa popular.