Con el voto de 15 diputados (13 del FpV y dos del PJ), pisando la medianoche se sancionó un proyecto de ley que suspende la actividad minera por 120 días y habilita al Ejecutivo provincial a llamar a «consultas populares» en las regiones afectadas por cada proyecto de explotación. Hoy, 26 de noviembre -en una clara burla al pueblo chubutense- la Legislatura le abrió las puertas a la megaminería en Chubut. Los vecinos repiten: «No pasarán»-

Fuente: Puerta E

«Fraude es ilegítimo», reza una de las banderas que colgó durante cinco horas de una de las barras de la Legislatura. Esa misma Legislatura que –después de 180 días- analizó el proyecto de iniciativa popular en menos de dos horas, lo desguazó, le dejó el mismo nombre, eliminó el 95 por ciento de su contenido y lo convirtió en un virtual proyecto de zonificación minera que terminó aprobado con el voto de 15 de los 27 diputados provinciales.

«Éste no es el proyecto que avalaron 13.007 ciudadanos de Chubut! Esto es un fraude! Diputado hacete cargo!», gritaba (en silencio) una periodista comodorense desde su muro de Facebook.

«No se trató lo que vinimos discutir», explicó Roberto Risso, diputado radical, en referencia al proyecto de ley presentado por los vecinos, al tiempo que adelantó que como la iniciativa popular «no se trató», en la sesión del jueves presentarán un proyecto de consulta popular vinculante para que todos los chubutenses se expidan sobre la iniciativa que prohíbe la megaminería en la provincia.

Burla en mayoría

El proyecto aprobado por los 15 legisladores suspende en todo el territorio provincial el inicio de cualquier actividad minera metalífera por el término de 120 días; indica que el Poder Ejecutivo deberá promover, organizar, pautar y garantizar el debate sobre la minería, en todo el territorio provincial y establece que, previo al inicio de la actividad del aprovechamiento minero metalífero, deberá contarse, obligatoriamente, con licencia social. Para ello se deberá utilizar el mecanismo de consulta popular vinculante abarcando la región o localidades afectadas por el proyecto de explotación.

Los 15 diputados que aprobaron el proyecto que avanza hacia la zonificación minera fueron: Héctor Trotta; Juan Ale; Javier Cisneros; Eduardo Daniels; Mónica Gallego; Elba Willhuber; Vicente Jara; Alejandra Johnson Taccari; Argentina Martínez; Adolfo Mariñanco; Exequiel Villagra; Gustavo Reyes; Félix Sotomayor (todos del FpV) y Gustavo Muñiz ((el de la foto superior) y Carlos Gómez (PJ).

Los 12 diputados que apoyaron la iniciativa popular avalada por 13.007 chubutenses fueron: Roberto Risso; José Luis Lizurume (UCR); Oscar Petersen (Polo Social); Miriam Crespo; Raquel Diperna; Jerónimo García; Roddy Ingram; Haydee Romero y Ana María Barroso (dasnevismo); José Karamarco (PJ) y María José Llanes y Anselmo Montes (FpV).

Pese a esta «traición» -como la definieron-, los vecinos anunciaron que seguirán dando batalla y este jueves, a las 17, se concentrarán en la plaza central de Rawson para posteriormente marchar en repudio a lo ocurrido entre el 25 y el 26 de noviembre en la Legislatura. «Nos vamos con la frente alta y con la dignidad de haber trabajado por el pueblo. Estos legisladores no traicionaron a las asambleas chubutenses, traicionaron a San Martín, a Güemes, a cada familia chubutense… Prometemos lucha…», dijo un vecino al retirarse de la Legislatura.