En la charla informativa de técnicos de YPF quedó de manifiesto que aún falta el estudio de impacto ambiental, no se informó de la existencia de un estudio económico y resta determinar las regalías que dejará en la provincia. Con el fin de explicarle a la opinión pública chubutense sobre el proyecto de las arenas para fracking en 28 de Julio, YPF convocó a una charla informativa, pero periodistas y asistentes informados no le dieron tregua y desnudaron la precariedad de la presentación.

Fuente: Prensa Tercer Milenio

«No hay nada aun, solo se han tomado muestras» dejó en claro ante un auditorio colmado, el Gerente de Relaciones Institucionales de YPF Gonzalo López Nardone, quien estuvo a cargo de la presentación y arrancó con un power point donde se explicó las generalidades del proyecto arenero, de la realidad energética del país y del potencial que significa la hidrofractura y los yacimientos de Vaca Muerta en Neuquén y de la formación D-129 en Chubut.

López Nardone especificó además que en el país el recurso no convencional es 9 veces superior al convencional y que existe un gran potencial en la cuenca del Golfo San Jorge en Chubut donde se encuentra la formación D-129 y en la Cuenca Austral en Santa Cruz.

Específicamente de Vaca Muerta López Nardone dijo que allí YPF ya está produciendo 43 mil barriles diarios, pero que la empresa necesita bajar los costos para garantizar la continuidad y la reinversión de mayores ganancias y la producción nacional de arenas silíceas se enmarca en este objetivo, las cuales hoy se importan desde Estados Unidos y China a un costo de U$S 400 la tonelada.

Arenas chubutenses

El Gerente de Relaciones Institucionales de YPF explicó que la empresa petrolera nacional invertirá $150 millones para la explotación de 6 canteras y se prevé 20 camiones diarios (muchísimos menos de los 140 camiones diarios anunciados hace algunos meses por el gobernador Martin Buzzi y por el intendente de 28 de Julio Omar Burgoa) con una carga de 700 toneladas de arenas silíceas, cerca de 500.000 toneladas al año que serán trasladas en una primera etapa a granel en camiones hasta Darwin en Rio Negro, por tren hasta Padre Stefenelli y nuevamente por camión hasta la localidad de Añelo en la provincia de Neuquén, donde se instalará una planta que industrializará la arena para realizar el fracking en los pozos de Vaca Muerta.

En una segunda etapa, que iniciaría a más tardar en diciembre del 2016, YPF prevé el traslado a Añelo en barco desde Puerto Madryn hasta Bahía Blanca y luego en tren hasta la localidad neuquina. Para activar esta opción López Nardone puntualizó que se necesitarán hacer algunas obras en el puerto madrynense que permita la carga de tal magnitud.

Asimismo también habilitó la posibilidad de que en algún momento del proyecto se pueda realizar en conjunto con otras actividades productivas, una línea férrea que una Chubut con Neuquén.

Puestos de trabajo

López Nardone y su equipo técnico puntualizó que en 28 de Julio se instalará una planta que generará 40 puestos de empleo directos y 60 indirectos y que representa una ventaja comparativa en relación a los 20 puestos de trabajo que se espera contratar en la planta de procesamiento en Añelo.

La presentación empezó a mostrar algunos huecos e inconsistencias cuando se habilitó las preguntas del periodismo, que puso en aprietos a los directivos de YPF que en muchos casos o no supieron contestar las inquietudes de los presentes o directamente contestaron con evasivas.

Juan Paris de la CGT del Valle puso en dudas la cantidad de puestos de empleo del proyecto, estimó que serán más de 20 las personas que se necesitará en la plata de Añelo y reclamó que el proceso de industrialización se realice en el VIRCH.

«Lo ideal es tener una planta lo más cercano posible a la perforación» dijo López Nardone y agregó que «si la trato acá y la transporto por camiones, por tren y por mar pierde calidad la arena y luego vamos a tener que hacer un nuevo proceso para acondicionarla».

Pero el castillo de naipes se le derrumbó ante el planteo que ahora mismo se realiza el traslado de arenas silíceas industrializadas desde Estados Unidos y China.

«Hoy se traen arenas separadas y eso genera un costo» trató de explicar Rolando Rivera de Relaciones Institucionales de YPF en Chubut y añadió que «en Añelo la idea es que se clasifique allí mismo según la granulometría y se traslade a granel a cada pozo».

Ante la insistencia de los periodistas que remarcaron que esto es un negocio de miles de millones de dólares y que en la zona YPF solo iba a dejar 100 puestos de trabajo, Noelia Rivera, encargada de Comunicación de YPF Chubut simplificó la ecuación y manifestó que «vamos a hacer una planta que le va a dar trabajo a 100 personas y toda la zona se va a beneficiar por la actividad que esto genere. No son solo los 100 puestos de empleo, esto vendrá acompañado por mejoras en el puerto, en las rutas y en inversiones de infraestructura».

Flojo de papeles

El representante de YPF reconoció que aún resta la aprobación del estudio de impacto ambiental y que todavía no se podría avanzar con el proyecto, aunque fue optimista y dijo que antes de fin de año la extracción de arenas debería estar funcionando a plenitud.

«Los estudios de impacto ambiental se presentaron en diciembre y según tenemos entendido nosotros, hay que preguntarle a la provincia, estaría a punto de aprobación. Faltan firmas y tramites» dijo López Nardone.

Rolando Rivera de Relaciones Institucionales de YPF en Chubut, explicitó que aún no se han presentado informes sobre el impacto que generará el transporte terrestre sobre la vida y la salud de la población y sobre los caminos a utilizarse. Saber esto es parte de un reclamo de organizaciones como la Fundación Patagonia Tercer Milenio.

Los técnicos de YPF tampoco supieron contestar cuál es el precio por tonelada que se extraerá desde Chubut ni cuánto será el impacto en el ahorro monetario de la petrolera nacional, algo altamente llamativo si se tiene en cuenta que la puesta en marcha de todo este proyecto extractivo y el despliegue de un gran operativo de traslado obedece únicamente a factores económicos y a la intención de abaratar costos.

«No sabemos todavía cuánto será el costo por tonelada de arenas que se extraigan aquí en Chubut. Dependerá de los ramales que hagamos, de cuanto sea la inversión que se tenga que hacer para realizar estas opciones, de que parte hagamos nosotros y que parte haga Nación. Depende de cómo se desarrolle todo este proceso de inversión en materia de infraestructura. Tenemos estudios con distintos números» dijo López Nardone.

Regalías

Uno de los puntos sensibles fue el tema de regalías y que dinero le dejará a la provincia la extracción de arenas. «Esa es una de las partes que todavía está en negociación con la provincia» se limitó a decir López Nardone.