Unas cien personas se manifestaron hoy a la tarde con cantos contrarios a la megaminería en la puerta de la Minas Argentinas S.A en Esquel. En una acción de clara provocación, dos representantes de la empresa salieron del lugar para entregar una nota dirigida a la Asamblea de vecinos. Ese desafío fue refutado por los vecinos quienes los increparon duramente con el mote de «mentirosos»y «que se vayan». 

 

Por Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel

26/04/2012. Mientras los vecinos se manifestaban con cantos en contra de la presencia de la minera en Esquel y Paso del Sapo, dos representantes de Minas Argentinas S.A. salieron del edificio para entregarles una nota firmada por Hernán Vera, presidente de Minas Argentinas S.A. y Vicepresidente de Yamana Gold. En ella, entre otras cosas, propone un diálogo sobre su proyecto soslayando la determinación del 81% de la población que rechazó la actividad megaminera en una consulta popular en marzo de 2003.

Hay que destacar además, que dicho proyecto, que es difundido en reuniones que realiza la minera, no fue formalizado ante las autoridades de la provincia y menos aún se conocen los detalles precisos del mismo. Esto demuestra la impunidad con la que se desenvuelve Minas Argentinas S.A. con la intención de llevar adelante la explotación del yacimiento de oro y plata.

Por otra parte, existe un trámite ante la municipalidad de Esquel de parte de Minas Argentinas, gestionando la habilitación comercial del edificio donde los vecinos se manifestaron, pero aún no se le otorgó dicha habilitación.

Fracasó la provocación minera

Este acto de provocación durante una manifestación que no buscaba ningún intercambio con personal o directivos de la minera y que se basada en la defensa de la decisión democrática que hace nueve años tomó esta comunidad, fue repudiada de inmediato por los vecinos quienes subieron el tono de sus cantos además de increparlos con el mote de «mentirosos», reclamarles «que se vayan» y entonar otros dirigidos a los gobiernos municipal y provincial que miran hacia otro lado respecto del accionar de Minas Argentinas S.A., subsidiaria de la canadiense Yamana Gold.

La maniobra que intentó la minera apuntaba a que alguno de sus empleados fuera golpeado o empujado por algún vecino, cosa que no ocurrió frustrándose la trampa planeada por la empresa. La única respuesta de los vecinos fueron los cantos en voz alta y duras palabras de repudio de parte de algunos hacia los representantes de la empresa.

Sonrían, los estamos filmando (leer Desmienten que se haya filmado a los vecinos)

Llamó la atención de los presentes una persona vestida con indumentaria deportiva de motociclista y con su casco colocado, ambos de color azul claro y blanco, que no participó de la manifestación y que permaneció a cierta distancia. Sobre su casco tenía colocada lo que parecía una pequeña cámara de filmación como las que se usan para registrar eventos deportivos desde la posición del participante.

Cuando los vecinos emprendieron su camino hacia la escuela Nº713 para realizar una asamblea, advirtieron que la persona del casco retiraba de la supuesta cámara lo que podría ser una tarjeta de memoria y se la entregó a uno de los dos motociclistas de la policía de Chubut que estaban en el lugar. Luego esta persona subió a un cuatriciclo retirándose. 

De confirmarse la filmación y su destino a manos policiales, además de ser un hecho de suma gravedad que las leyes prohíben, era totalmente innecesario ya que se encontraban presentes cerca de una decena de periodistas, varios de ellos con grabadores de audio, cámaras fotográficas incluyendo la cámara del canal de TV local que registraron completamente los acontecimientos.