El Presidente argentino  ordenó trabajar en el tema tras una reunión sectorial ayer en la Casa Rosada; quieren mandar la iniciativa al Congreso en febrero del año próximo. Después de escuchar a los empresarios del sector minero Macri decidió liderar la iniciativa oficial para avanzar en un nuevo proyecto que reforme la ley de protección de glaciares. El Gobierno buscará darle un giro a la protección legislativa de los glaciares que, según los empresarios, hoy están prácticamente vedadas. Macri mismo les encomendó a los técnicos del Gobierno presentes en el encuentro que se pusieran a trabajar en el tema.

Fuente: La Nación

En la decisión de Macri sobre los glaciares pesaron varios motivos. Por ejemplo, los empresarios le plantearon que había unos US$ 18.000 millones en inversiones potenciales en minería frenadas por la incertidumbre que genera la ley. A los argumentos de Elsztain (el dueño de shoppings y oficinas participa en el sector a través de Austral Gold), Miguens (el ex propietario de Cervecería Quilmes tiene Patagonia Gold), Álvarez y otros empresarios, como Fernando Giannoni, director ejecutivo de Barrick, que estuvieron en el encuentro, se sumaron las dudas respecto de la norma vigente que tienen los propios funcionarios. No sólo el secretario de Minería, Daniel Meilán, sino también Aranguren, cuyos técnicos ya habían advertido que la actual ley de glaciares podría impedir en el futuro la instalación de nuevos proyectos hidroeléctricos.

Representantes provinciales

Había representantes de las gobernaciones de Jujuy, Mendoza, Catamarca, Santa Cruz, Río Negro y San Juan. Esta última sostuvo que la obra para la construcción del túnel Agua Negra, principal componente del corredor bioceánico que conectará el centro de la Argentina con el puerto de Coquimbo, en Chile, podría resultar afectada por la ley de glaciares. Fue un modo de aportar su visto bueno a la cruzada presidencial.

En la reunión también estuvieron el secretario general de la Uocra, Gerardo Martínez, y Héctor Laplace, jefe de los trabajadores mineros reunidos en AOMA. Este último confirmó a LA NACION: «El tema central del encuentro fueron los glaciares. Tenemos un problema importante con la ley, que no nos deja hacer minería en la cordillera. Nadie se va a meter con los glaciares. El problema es el ambiente periglaciar [las áreas donde operan los congelamientos]. Algunos consideran que eso podría llegar hasta la provincia de Buenos Aires, sólo porque hay heladas», resumió. E insistió: «Esto genera una gran complicación porque está prohibida toda la actividad industrial»(sic).

Ley vigente

La ley actual fue aprobada en el kirchnerismo en medio de una fuerte polémica, pero nunca terminó de entrar en vigor por demoras en ciertos pasos.

Tres partes que están de acuerdo, los pueblos no participan de la decisión

El Gobierno

El propio presidente Macri se comprometió a liderar el proyecto de reforma de la ley, para que esté listo en febrero. El ministro Aranguren había advertido que la actual ley no incentiva la inversión y afecta a varios proyectos hidroeléctricos.

Las empresas

La CAEM, presidida por Marcelo Álvarez, plantea, en coincidencia con el Gobierno, que la ley actual frena inversiones. En la gestión de la reunión con Macri estuvieron empresarios de renombre como Eduardo Elsztain y Carlos Miguens.

El gremio 

Héctor Laplace, jefe de los trabajadores nucleados en AOMA, dice que «nadie se va a meter con los glaciares. El problema es el ambiente periglaciar», porque no está bien definido en la ley, lo que impide hacer minería en la Cordillera.

El pueblo

El pueblo en general y las comunidades afectadas en particular  que sostienen una férrea oposición al extractivismo minero  son los grandes ausentes en las políticas y decisiones del gobierno argentino.